Buscar
Usuario

Vida

Una chica se harta de los acosadores y cuelga un selfie con cada uno de ellos

La paciencia y la tolerancia frente a las actitudes machistas y violentas han cesado para esta joven.

La paciencia tiene un límite. Es lo que debió pensar Noa Jansma, una estudiante de 20 años procedente de Ámsterdam que ha documentado mediante selfies con sus acosadores a través de una cuenta de instagram la violencia verbal que sufre cada día por parte de varios hombres por la calle.

"Sé lo que haría contigo, baby", "Mmmm, ¿quieres besarme?", "¡Sexy! ¿Quieres subirte a mi coche?" o "Chica, ¿a dónde vas sola?" son varias de las frases machistas y repugnantes con las que ha tenido que vivir Jansma día tras día, hasta que decidió armarse de valor, enfrentarse a estos hombres machistas degenerados y ponerles cara ante la sociedad.

Un selfie por cada acosador

#dearcatcallers "Babyyyyyyyy! THANKYOU" *blowkiss* (slide ??)

Una publicación compartida de dearcatcallers (@dearcatcallers) el

Noa lo tuvo claro: no se debe tolerar ningún tipo de actitud ni comentario que afecte a la integridad de la mujer, ya sea física o moral. Si la sociedad lo permite, está contribuyendo a perpetuar el machismo y el patriarcado que cosifica a la mujer. Por lo tanto, la adolescente decidió encararse a ellos de una manera pacífica: tras ser grabada por dos hombres, decidió lanzar una cuenta de instagram llamada @dearcatcallers -en referencia a los acosadores callejeros- y, durante un mes, colgó un selfie con cada hombre que la acosaba, piropeaba o se le insinuaba mientras invadía su espacio y su intimidad.

En las fotografías, Noa aparece con un semblante serio y neutro. Para lograr las imágenes, les hacía creer que el piropo del acosador "caía en gracia" y les pedía posar sonrientes ante la cámara. Lo que no sabían estos 'catcallers' es que su actitud machista y repugnante sería mostrada en Internet ante todo el planeta Tierra: 

#dearcatcallers "hmmmm you wanna kiss?"

Una publicación compartida de dearcatcallers (@dearcatcallers) el

Este proyecto surgido el pasado mes de agosto, comenzó con toda una declaración de intenciones: "Este instagram tiene como objetivo crear conciencia sobre la cosificación de las mujeres en la vida cotidiana. Puesto que muchas personas todavía no saben con qué frecuencia y en qué contexto se nos silba, estaré monstrándolo en el periodo de un mes". Con estas palabras, daba comienzo al desenmascaramiento público de dichas actitudes fuera de lugar.

"Haciendo el selfie, quien cosifica se une en una misma composición con el objeto cosificado. Yo, como objeto, de pie frente a ellos, escenifico una relación de poder invertido", declaraba Jansma. Con este inicio, pretendía exponer ante la sociedad a estos hombres y denunciar el acoso, animando así a otras mujeres a hacerlo.

Sin embargo, pese a que ha finalizado el mes durante el que realizó este proyecto, ha animado a más mujeres alrededor del mundo a continuar con la denuncia y a concienciar de una manera global a todos y a todas:

#dearcatcallers

Una publicación compartida de dearcatcallers (@dearcatcallers) el

Las mujeres se alzan contra el machismo

No es el único caso en el que una mujer decide enfrentar a su hostigador y demostrarle que, pese a que pueda sentir miedo, jamás le permitirá que tenga una actitud cobarde y machista hacia ella. El pasado mes de agosto, Alba decidió plantarle cara a uno de sus acosadores tras dos meses soportando comentarios hacia ella. En esta ocasión y tras ocho semanas de atosigamientos, el "Hola bombón" del acosador tuvo respuesta.

"Me tienes hasta los cojones, todas la mañanas igual. A la próxima mañana me presento aquí con la Policía, ¿lo tienes claro? Hasta los cojones me tienes, así que más vale que pares ya". Con estas palabras, Alba se enfrentaba a su acosador mientras lo grababa móvil en mano. Posteriormente, compartía su experiencia en las redes sociales para animar a otras mujeres a que hicieran lo mismo y declaraba: "Hoy me he levantado sin ganas de callarme".

Su reacción y valentía convirtieron el vídeo en viral consiguiendo más de 7.000 retweets y 11.000 'me gusta' en la red social Twitter. Cifras aparte, lo verdaderamente importante es que recibió el apoyo y el aplauso de la sociedad, así como la actitud del acosador fue unánimemente condenada.

En declaraciones a los medios, Alba aseguraba que había grabado este vídeo para que otras chicas pudieran seguir su ejemplo y supieran que existe la posibilidad de reaccionar y responder a los 'catcallers'. "No es cuestión de acoso a una mujer, estás acosando a una persona y tienes que respetarla. Es mi espacio personal y no quiero que lo invadan con sus motivos egoístas ni que interfieran en mi vida diaria", sentenciaba duramente y con razón la adolescente.

Las redes apoyan a Alba:

Y aclaman por la tolerancia cero:

Incluso aseguran que los acosadores "no están acostumbrados" a que les planten cara:

Y, pese al miedo que haya podido pasar, apoyan la actitud de Alba:

Artículos recomendados

Comentarios