Buscar
Usuario

Noticias

Mujer condenada a tres cadenas perpetuas por dejar morir de hambre a su hija adolescente

La mujer de Iowa fue acusada de homicidio en primer grado por la muerte de su hija de 16 años que cuando falleció pesaba 38 kilogramos.

Una mujer de 43 años de Iowa, en el condado de Polk, ha sido declarada culpable por homicidio en primer grado y condenada a tres cadenas perpetuas.La víctima fue su propia hija de 16 años a la que dejo morir de hambre y cuando fue hallada muerta solo pesaba 38 kg.

La historia se remonta al 24 de octubre de 2016 cuando la policía tras ser alertada por un incidente doméstico el matrimonio compuesto por Nicole Finn y Joseph Finn fueron arrestados tras descubrir a la joven Natalie Finn desmayada en el cuarto de baño del domicilio y vestida solamente con un pañal para adultos.

Desgraciadamente, la adolescente no pudo ser reanimada en el hospital. Allí falleció a causa de un paro cardiaco provocado por la inanición a la que le sometió su madre durante meses.

Nicole Finn en el banquillo de acusados "Nicole Finn en el banquillo de acusados"

La joven era la mayor y había sido adoptada, al igual que sus otros dos hermanos de 14 y 15 años. Todos ellos se encontraban en la misma situación de abandono y a punto de morir de hambre. Los jóvenes declararon que se vieron obligados a beber agua del váter para no morir de sed.

Natalie había intentado huir de su secuestro y lo logró en una ocasión en la que intentó alertar a sus vecinos. No lo consiguió, porque presuntamente fue reducida por su madre y de nuevo retenida. Por ello, quizás, Nicole selló todas las salidas.

Uno de los niños ha confirmado este hecho con una nota en la que se podía leer "No puedo abrir la ventana, mamá la cerró". Un caso que recuerda al de la familia Turpin donde también una de sus hijas logró escaparse y gracias a ello se pudo descubrir la atrocidad cometida, en el caso de Natalie desgraciadamente no tuvo la misma fortuna.

Tres cadenas perpetuas para Nicole, a la espera de juicio para Joseph

Nicole ha sido condenada a tres cadenas perpetuas "Nicole ha sido condenada a tres cadenas perpetuas"

El fiscal aducía además de una preocupación desmedida por los animales aun desatendiendo a sus hijos, pues mientras sus hijos morían de hambre ella se dedicaba a rescatar animales callejeros.

La jueza, Karen Romano, calificó de inexcusables los hechos acaecidos y le prohibió cualquier tipo de contacto con los menores, añadiendo que "Esta corte no puede imaginar qué tipo de trauma mental han sufrido estos niños".

La magistrada tras ello condenó a Nicole a tres cadenas perpetuas por homicidio en primer grado a las que la propia acusada presentara una apelación al tribunal. Por su parte el padre Joseph Finn aún no ha sido juzgado y el mismo comenzara en abril, el padre indica que se declara inocente de los cargos que se le imputan de secuestro y abandono y aseguró que ya no vivía con su familia cuando la joven murió.

Artículos recomendados

Comentarios