Buscar
Usuario

Noticias

Muere Marnie The Dog, la perrita más adorable de Instagram famosa por su lengua

Se convirtió en la sensación de internet con 1,8 millones de seguidores. La perrita ha posado junto a personas como Katy Perry o Selena Gómez.

Muere Marnie The Dog, la perrita más adorable de Instagram famosa por su lengua

Marnie era una perrita de raza Shih Tzu y cuya característica principal era su lengua colgando y su expresión divertida con la que salía en todas sus publicaciones de Instagram. Según ha informado su dueña, ha fallecido a la edad de 18 años en su casa de Los Ángeles. "Falleció muy, muy tranquilamente", comentaba su dueña Shirley Braha, quien adopto a Marnie de un refugio de animales cuando esta tenía 10 años. Braha ha informado que murió debido a que ya era muy mayor.

La perrita obtuvo 1,8 millones de seguidores en Instagram y se convirtió en un perro modelo para todas aquellas personas que no se atrevían adoptar. Fue el incentivo para que se dejaran de comprar perros y la gente comenzase a querer a todos los animales que se encontraban en refugios abandonados. 

Marnie ha posado con celebridades como Katy Perry, Tina Fey, Demi Lovato y Selena Gómez. Además, tiene un libro y llegó a ser tan popular que su ausencia en los World Dog Awards de 2015 fue portada en el TMZ. En 2015 The New Yorker había decretado a Marnie como"el perro estadounidense más famoso de Instagram". Braha contó que le paraban por la calle para hacerse fotos con la perra y para contarle historias de cómo al ver su historia le habían motivado para adoptar a mascotas del refugio de animales. 

"Nuestra relación fue la de dos mejores amigas"

La dueña ha contado cómo era su relación y cómo el paso del tiempo hizo que al hacerse mayor Marnie ella tuviera que cuidarla cada día. La perra había desarrollado una úlcera en las encías que, debido a su edad, no se estaban curando. "Su cuerpo no tenía fuerzas para luchar contra pequeñas cosas como esa", explicaba.

Braha subió una foto de la perrita para anunciar que se preparaban para despedirla a la vez que mantenía a sus seguidores informados de cómo se iba encontrando, de las visitas al veterinarios y de los problemas que estaba sufriendo. Al final de su vida, según la dueña, solo estaba sufriendo y no tenía fuerzas para levantarse del sofá.

Ha informado a través de la cuenta de Instagram que será incinerada en el cementerio de perros de Los Ángeles y que esperan que pueda hacerse de manera pública, pero que aún no lo saben debido al coronavirus.

Artículos recomendados

Comentarios