Buscar
Usuario

Noticias

Los Mossos desalojan una rave de 200 personas en Barcelona tras 38 horas de custodia

Los asistentes pretendían alargar la fiesta ilegal, al menos, hasta el 4 de enero: la concentración ha generado tensión en el Govern.

Los Mossos desalojan una rave de 200 personas en Barcelona tras 38 horas de custodia Los Mossos desalojan una rave de 200 personas en Barcelona tras 38 horas de custodia

Foto: Twitter

Los Mossos d'Esquadra han comenzado este sábado durante el mediodía la operación para desalojar la rave ilegal celebrada en una nave abandonada en la localidad de Llinars del Vallès (Barcelona). La fiesta se ha extendido durante 38 horas, incluido todo el día de Año Nuevo.

La policía se ha limitado durante un largo período a custodiar la fiesta y no ha intervenido, alegando "proporcionalidad" a la hora de actuar en este caso. Esto ha generado tensión entre los socios de gobierno en la Generalitat, JxCAT y ERC, con acusaciones veladas de pasividad en plena pandemia.

La Consellería de Interior, dirigida por Miquel Sàmper (Junts), que aseguró en un primer momento que se estaba "interviniendo" en la 'rave', sin embargo optó por no actuar. En su lugar decidió esperar a las órdenes de Salud, que está dirigida por la consellera Alba Vergés, de ERC.

Vergés, por su parte, asegura que dio la orden de "acabar con la fiesta de una vez". Además, asegura que también pidió que los Mossos identificaran a los participantes de la fiesta de Llinars, alrededor de 200 personas, para imponer las sanciones correspondientes, tal y como ha ocurrido en otras ocasiones.

La situación ha generado tensiones en el Ejecutivo catalán, puesto que consideran que Interior nunca había pedido ningún protocolo a la consellería de Salut para actuar en una crisis como esta. Esta situación se produce con la relación entre ambos partidos en el Govern muy deterioradas y las elecciones autonómicas a la vuelta de la esquina.

Un aviso por parte de los vecinos

El aviso de la fiesta ilegal partió de los vecinos de la zona, que fueron quienes avisaron a los Mossos d'Esquadra sobre lo que se estaba produciendo en una nave abandonada: una concentración ilegal de 200 personas sin ningún tipo de seguridad en plena pandemia.

La denuncia llegó el mismo día 31 sobre las 21h. La policía autonómica señaló en un primer momento que no quería desalojar "por criterios de oportunidad, congruencia y proporcionalidad", para evitar incidentes mayores.

Sin embargo, después la policía rectificó, al menos públicamente y aseguró que procedería al desalojó "en las próximas horas". Algo que sin embargo no se ha producido hasta pasadas 38 horas desde el inicio de la rave ilegal.

Sin embargo, los asistentes no han podido cumplir sus intenciones, que pasaban por alargar la fiesta incluso hasta el 4 de enero. Las autoridades han identificado a las personas que ya han abandonado la nave y se ha tramitado la correspondiente denuncia por asistir a una fiesta prohibida, sin guardar las distancias de seguridad ni usar mascarilla.

Artículos recomendados

Comentarios