Buscar
Usuario

Noticias

La justicia entrega la custodia de una niña de cinco años al padre, denunciado por abusar sexualmente de ella

La decisión fue tomada sin llevar a cabo ninguna medida cautelar y a pesar de que existen pruebas psicológicas que acreditan los abusos.

El juzgado de instrucción nº 6 de Fuenlabrada, Madrid, ha decretado la entrega de una niña de cinco años a su padre, quien fue denunciado por haber abusado sexualmente de ella. La decisión la ha tomado la jueza María Dolores Nortes y, a través de un auto fechado el pasado 26 de julio, acordó no aplicar ninguna medida cautelar.

La denuncia la presentó la madre el pasado 16 de julio por posibles abusos sexuales hacia su hija por parte del progenitor. En ella presentó un informe que demostraba que los abusos habían existido. Este fue hecho a la niña por una psicóloga especializada en abusos a menores, que adjuntaba una grabación en la que la niña narraba los hechos.  

En un principio la madre se encontró con la negativa de tomar medidas de protección, por lo que pidió medidas cautelares urgentes, que inmediatamente el juzgado desestimó hasta que la magistrada viera y revisara el caso. 

La pequeña relató los tocamientos que recibía por parte de su padre "La pequeña relató los tocamientos que recibía por parte de su padre"

Maltrato y abusos desde hace años

Según la abogada de la madre, la pareja adoptó a la niña en Etiopía en 2013. Dos años después, en 2015, la pequeña empezó a tener comportamientos extraños que le hicieron sospechar los abusos que estaba sufriendo su hija, por lo que comenzó el proceso de divorcio que culminó en 2017. Por su parte, también explicó que había sufrido violencia psicológica "extrema" por parte del hombre. 

En esa instancia, el juzgado le otorgó la custodia de la niña a la madre y solo le concedió al padre visitas vigiladas en un centro especializado. Sin embargo, esto cambió en 2017 después de formalizar el divorcio. Los servicios psicosociales del juzgado se entrevistaron con los padres y su hija y detectaron que la menor sufría de "alienación parental por parte de la madre", por lo que recomendaron que la custodia la tuviera el padre. 

Según la abogada materna, la niña relató que en ese tiempo sufría tocamientos por parte del padre. Por lo que, en este mes de julio y aprovechando el tiempo que su madre tiene su turno de vacaciones con ella, pidió que se le hiciera un informe psicológico especializado, en el que narra que "se pone muy nerviosa y siente miedo cuando papá pierde los nervios"

Asimismo, se llevaron a cabo cuatro sesiones psicológicas en las que la menor es capaz de señalar sus genitales y afirmar que no le gusta cuando él "me toque ahí abajo" y afirma que se queda "muy quietita para que no se enfade más"

A pesar de las pruebas y la solicitud materna de medidas cautelares para no entregar a la menor a su padre, el juzgado no ha tomado ninguna y ha ordenado que fuera entregada a su padre después del turno de vacaciones con su madre. 

Artículos recomendados

3 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados