Buscar
Usuario

Vida

¿Por qué una mascota no es un buen regalo de Navidad?

Regalar animales en Navidad hace que se relacione a una mascota con un juguete y puede terminar siendo rechazado y abandonado.

Llega la Navidad y tanto Papá Noel como los Reyes Magos se quiebran la cabeza para hacer regalos a los niños. De lo más pedido en las cartas es, sin duda, la tecnología: videojuegos, móviles, tablets, accesorios, etc. Sin embargo, otro de los regalos que siempre se han pedido han sido las mascotas, sobre todo un perro o un gato. Y, a pesar de las numerosas campañas de concienciación que hay, se siguen regalando.

Los datos de las protectoras españolas aportados por la Fundación Affinity muestran una terrible realidad: se han recogido 104.834 perros abandonados y 33.473 gatos. Este año los datos siguen siendo altos, y eso que sólo se contabilizan los recogidos por las protectoras y se desconoce cuál es la cifra de animales abandonados que siguen en la calle.

Las Navidades son una fechas preocupantes para las protectoras y, sobre todo, para los animales. Los organismos oficiales ya trabajan para concienciar a la población en que una mascota no es un juguete.

Una mascota no es un juego, es un compañero de juegos

Isabel Buil, directora de Fundación Affinity, pide precaución a los padres porque "no se puede tomar la decisión únicamente porque los niños pongan en la carta a los Reyes Magos que quieren un perro". El primer paso reside en educar a los hijos en que un animal no es un juguete, pues si lo piden lo esperan con la misma ilusión con la que esperan una consola o una muñeca.

"Sería ideal que los padres trasladaran el mensaje a sus hijos de que incorporar un animal en el entorno familiar merece una reflexión por parte de todos (...) No deberíamos dejar esa decisión en manos de la bondad de los Reyes Magos", afirma Buil. "Probablemente, desvincular esta decisión de una época de regalos y sorpresas como es la Navidad, sea una buena forma de dejar el impulso a un lado".

Aún así, la directora de la fundación destaca que algunos niños sí dan la importancia que deben a los animales: "Es satisfactorio comprobar que los niños entienden que los animales de compañía no son objetos, sino seres vivos. Para ellos no son un juego, sino un compañero de juegos con quien mantener una relación que enriquece y construye vínculos".

La mayoría de mascotas regaladas en Reyes serán abandonadas antes de Semana Santa

En las vacaciones se abandonan muchas mascotas porque no se sabe qué hacer con ellos "En las vacaciones se abandonan muchas mascotas porque no se sabe qué hacer con ellos"

Estos animales, igual que los juguetes de Navidad, terminan por ser muy queridos por la "novedad" que suponen. Sin embargo, con el paso del tiempo o con el crecimiento, muchas familias terminan abandonando antes de Semana Santa a las mascotas porque llega el otro problema de los animales, que no se sabe qué hacer con ellos en las vacaciones.

Todo el mundo se tiene que concienciar y pensar en el animal como un hijo más, como un miembro de la familia y no como un objeto, un juguete o un capricho del que te puedes deshacer. Es un ser vivo que, en la mayoría de los casos, te quiere incondicionalmente y nunca espera ser rechazado y, mucho menos, abandonado.

Antes de tener una mascota hay que plantearse bien qué condiciones familiares y económicas se tienen, si el hogar es el ideal para el animal, si se va a viajar constantemente, si se puede asumir la responsabilidad de tener un animal en el presente y en el futuro, si la familia está preparada para incluir un nuevo miembro que necesita atención constante, etc.

Tal como sostiene Isabel Buil, todos estos factores son importantes para saber si es adecuado tener una mascota: "Convivir con un perro o un gato es una decisión tan importante que nadie más la puede tomar por uno mismo. Que nuestro hijos pidan un perro o un gato como regalo de Navidad es perfectamente normal, pero no quiere decir que tengamos que comprar o adoptar uno automáticamente, sino que tenemos que meditar bien la decisión antes de dar el paso".

Siempre es mejor adoptar que comprar

¡Adopta! Las protectoras están llenas de perros abandonados esperando un nuevo hogar "¡Adopta! Las protectoras están llenas de perros abandonados esperando un nuevo hogar"

Otro de los grandes problemas con los animales es que la compra de cachorros o animales de razas fomenta la comercialización de las mascotas, es decir, aumenta la cosificación de estos seres vivos que no son un regalo o un juguete. Desgraciadamente, el abandono de animales y las camadas de perros callejeros conlleva que las protectoras estén llenas de perros y gatos.

Con la gran cantidad de animales que estarían encantados de que se les dé un nuevo hogar, la compra de animales no sólo hace que todos estos perros y gatos sigan en la protectora, sino que fomenta un negocio que es muy negativo para el mundo animal.

Artículos recomendados

Comentarios