Buscar
Usuario

Política

Solo nueve de las 23 máquinas donadas por Amancio Ortega están operativas en Madrid

El laborioso camino burocrático ha hecho que solo nueve de las 23 máquinas donadas por Amancio Ortega estén funcionando en Madrid.

Solo nueve de las 23 máquinas donadas por Amancio Ortega están operativas en Madrid

La Fundación Amancio Ortega firmó un convenio con la Comunidad de Madrid en 2017, con Cristina Cifuentes al frente, en el que realizaba una donación de 46,5 millones de euros para la lucha contra el cáncer. Una cifra utilizada para comprar máquinas para ayudar al diagnóstico y tratamiento de la enfermedad. Sin embargo, según informa El Confidencial, sólo nueve de las 23 máquinas compradas funcionan a pleno rendimiento.

Que solo haya nueve máquinas operativas se debe al proceso burocrático que deben pasar hasta su puesta en funcionamiento: licitaciones, diversos permisos y obras en los centros hacia dónde están destinadas. La última en ponerse en marcha ha sido la instalada del complejo hospitalario de Fuenlabrada: un acelerador lineal que permitirá tratar hasta 70 pacientes al día con tumores de mama, de cabeza, digestivo, próstata, de pulmón y de cuello.

Las 18 restantes, en teoría, a principios de 2020

Alejo Miranda, director general de Infraestructuras Sanitarias del Gobierno regional, ha explicado que el camino para poner en funcionamiento estas nuevas máquinas ha sido complejo y dificultoso. Eso sí, todo ha sido respetando todos los procesos legales y, además, señala que la Comunidad de Madrid ha sido una de las más rápidas en ejecutar estos procedimientos.

El director general explica que, cuando finalice el año 2019, la Comunidad de Madrid tendrá las 18 restantes "instaladas y estarán operativas en enero de 2020. Nos quedarán cinco y cuatro de ellas estarán en funcionamiento en el primer trimestre del año, mientras que la restante lo hará a mediados del próximo curso", asegura Alejo.

Las tramitaciones de los concursos y licitaciones públicas y adecuación en varios de esos hospitales, con el consiguiente permiso del Consejo de Seguridad Nuclear, "llevan muchos meses", explica Miranda. Las 23 máquinas que quedarán instaladas en la Comunidad de Madrid son: 13 aceleradores lineales -cuatro son de altas prestaciones, ocho de prestaciones especiales y el último es único en España- cinco equipos de diagnóstico por imagen y cinco braquiterapias de alta tasa.

Artículos recomendados

Comentarios