Buscar
Usuario

Vida

Maltrato animal: zorros monstruosos para fabricar más abrigos de piel en Finlandia

Usar piel de animal para abrigarnos sin ser necesario es cruel en sí, pero este descubrimiento ha hecho que la gente se lleve las manos a la cabeza.

Las fotografías son espeluznantes, cuanto menos. Y es que cuesta incluso trabajo reconocer a un zorro entre tanta piel sobrante. Solo su pequeño morro sobresale; ni siquiera es fácil encontrar los ojos, que parecen tan tristes como deben estarlo. Un animal que sufrirá desde el inicio hasta el fin de sus días para que a la industria peletera le resulte mucho más económico obtener un abrigo hecho con su piel que, posteriormente, abrigará a algún humano que pueda permitírselo. 

Porque no debemos olvidar en ningún momento que esto no es más que un negocio para todos aquellos que lo gestionan. Son empresas, y lo que mueve a las empresas es obtener el mayor beneficio al menor coste posible. Si con eso tienen que crear zorros mutantes que pasarán sus días sufriendo dolores por un exceso de grasa da igual. Lo importante para ellos son los beneficios económicos.

Así se ven estos zorros "Así se ven estos zorros"

Las imágenes pueden herir sensibilidades, pero es necesario mostrarlas para ver realmente a qué nos estamos enfrentando. En Finlandia han comenzado (o llevan tiempo, quién sabe) a criar zorros árticos totalmente monstruosos, tal y como los ha descrito el periodista que ha dado por primera vez la noticia, en el medio Aftonbladet. Kristo Muurima, el jefe de comunicación de la organización animalista finesa Oikeutta Elaimille ha concedido una entrevista al medio The Dodo hablado del tema, y no ha podido ser más claro: pese a que la mayor parte de la gente conoce ya la situación de las peleteras, estas imágenes superan todo lo que hubiéramos podido imaginar.

"La mayoría de la gente ha visto las horribles condiciones de las granjas peleteras, como las jaulas con barrotes enanas en las que viven los animales, pero esto es algo nuevo", explica. "El primer problema son los pies. Sus pies no son capaces de soportar el peso. En la naturaleza, un zorro ártico pesaría en torno a 3 o 4 kilos. Estos animales pesan más de 20, lo que causa deformidades en sus piernas y dificultades de movimiento", ha contado Muurima. Si de por sí la vida en una granja peletera es dura, este sobrepeso, estas mutaciones, hace que los zorros sufran aún más. Y no estamos hablando de un país con dos o tres granjas peleteras, sino con novecientas.

Son animales que sufren toda su vida "Son animales que sufren toda su vida"

Se supone que todas las prácticas de cría que acaben causando dolor o sufrimiento a los zorros están totalmente prohibidas, con lo cual esto que estamos viendo en las imágenes debería ser ilegal. No obstante, las autoridades aún no han hecho nada por detenerlas. Normalmente, estos zorros no viven más de un año en las granjas peleteras, puesto que los criadores consideran que esta es la mejor edad para obtener su piel; sin embargo, los zorros más grandes son seleccionados y guardados para la cría, con lo cual podrían acabar alargando su sufrimiento hasta los cuatro o cinco años. Una vez son asesinados, su piel es vendida a empresas que trabajan con diseñadores tales como Michael Kors, Louis Vuitton o Gucci, entre otros tantos.

Artículos recomendados

Comentarios