Acusan a una madre de maltrato infantil por hacer comer wasabi a su hija pequeña

Acusan a una madre de maltrato infantil por hacer comer wasabi a su hija pequeña

Los pediatras desmienten la creencia de que probar wasabi pudiera afectar de forma negativa a los niños. De hecho, hasta lo consideran beneficioso.

Noticias Guillermo Galindo Guillermo Galindo 22 Marzo 2018 13:32

Una madre quiso actualizar el tan manido vídeo de bebés probando limones, dándole a su hija un alimento todavía más fuerte: wasabi. Con el móvil grabando fijamente a la pequeña Rosie, la mujer pregunta a la niña en varias ocasiones si quiere probarlo, acercándole poco a poco un palillo chino con un pequeño trozo de este producto japonés.

La cara de la niña era un poema. Alternaba miedo y curiosidad a partes iguales, aunque en ningún momento accedió a probarlo. Finalmente, ante la insistencia de su madre, lo hizo. La pequeña mira entonces a cámara, arquea las cejas y pide ayuda.

El vídeo, como era de esperar, se ha hecho viral, superando los 14 millones de reproducciones. Entre los que lo han visto hay dos tendencias claramente opuestas: unos se lo toman con humor, y otros critican a la madre por darle a su hija un condimento tan potente como el wasabi. Algunos han ido más allá y hasta han acusado a la mujer de maltrato infantil

Probar el wasabi no afecta negativamente a los niños

Ante el gran número de personas que ponían el grito en el cielo en Facebook por los supuestos inconvenientes de que una niña tan pequeña probara wasabi, los profesionales salen al paso de los bulos: el riesgo es cero

The Independent consultó sobre el tema a varios especialistas. La web Parenting Healthy Babies les redirigió a un artículo publicado en 2017, donde se analizaban los beneficios de tomar wasabi a edades tempranas, ya que posee sustancias antiinflamatorias que ayudan con la digestión, e incluso previene la caries

Por su parte, la pediatra Lisa Lewis ha asegurado al medio británico que darles a los niños comida con sabores tan intensos puede ser beneficioso, dado que así prueban de todo y no son tan selectivos años después con sus gustos, circunstancia mucho más común entre los bebés y niños que siguen una dieta blanda. 

Comentarios