Buscar
Usuario

Política

La línea roja que ha impuesto Rusia para desencadenar una Tercera Guerra Mundial

Un alto funcionario de la Federación Rusa señala que la adhesión de Kiev a la Alianza Atlántica sería un auténtico punto de inflexión.

La línea roja que ha impuesto Rusia para desencadenar una Tercera Guerra Mundial

El vicesecretario del Consejo de Seguridad de la Federación Rusa, Alexander Venediktov, ha advertido de que la admisión de Ucrania en la OTAN podría derivar en un conflicto internacional de proporciones similares a una tercera guerra mundial, tal y como ha señalado en una entrevista con la agencia estatal de noticias TASS.

"Kiev es muy consciente de que un paso así significaría una escalada garantizada hacia una tercera guerra mundial", ha dicho Venediktov. "Al parecer, cuentan con eso: crear ruido informativo y llamar la atención una vez más", añadió. Además, repitió que la postura rusa de que Occidente ayuda a Ucrania indica que "son parte directa del conflicto".

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, anunció a finales de septiembre una oferta para que su país ingresase por la vía rápida en la OTAN después de que Rusia haya celebrado una ceremonia en Moscú para proclamar las cuatro regiones parcialmente ocupadas como tierra rusa anexionada.

El pasado miércoles, Ucrania ha reivindicado la reconquista de varias localidades tomadas por las tropas rusas en el sur del país y celebró el envío por parte de Alemania de un sistema de defensa antiaérea que debería permitirle protegerse de campañas de bombardeos contra sus ciudades.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha asegurado que el suministro de estos sistemas para neutralizar misiles rusos era una "prioridad". "Necesitamos diferentes tipos de defensa aérea: de corto alcance, de largo alcance, sistemas de defensa aérea para llevar misiles balísticos, misiles de crucero, drones, diferentes sistemas para diferentes tareas", explicó. El alto funcionario noruego dijo que la situación actual de Ucrania "demuestra la necesidad urgente" de fortalecer la capacidad del país en materia de defensa aérea.

Ataque a Ucrania

Las promesas de material militar a Ucrania se producen después de que Rusia haya atacado a Ucrania durante dos días con gran intensidad, con misiles, cohetes y drones. El presidente ruso, Vladímir Putin, ha lanzado estos ataques como represalia por la destrucción con explosivos del puente de Crimea, que conecta esta península anexionada por Moscú en 2014 con el territorio ruso.

Durante un encuentro virtual durante la víspera con los dirigentes del G7, Zelenski ha reclamado ayuda para crear un "escudo antiaéreo" y ha advertido de que Rusia tiene todavía "medios para intensificar su ofensiva".

El G7 continuará apoyando a Ucrania "el tiempo que sea necesario" para hacer frente a la invasión del país y sus consecuencias económicas, según ha anunciado en un comunicado conjunto los ministros de finanzas del grupo durante una reunión en Washington.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar