¿No había nadie más representativo para el pregón del Orgullo que el jurado de 'MasterChef'?

¿No había nadie más representativo para el pregón del Orgullo que el jurado de 'MasterChef'?

El jurado de 'MasterChef' será el encargado de dar el pregón del Orgullo en Madrid, a pesar de no ser caras visibles de la lucha LGTB. La tolerancia es algo que nos afecta a todos pero debe ser bien entendida.

Vida 22 Junio 2016 10:36

Actualización (23/06/2016): En un breve comunicado emitido un día después de anunciar la elección de los pregoneros del Orgullo, y "tras las opiniones públicas vertidas a través de los medios y redes sociales" en su contra, la organización AEGAL ha cancelado el pregón lamentando "haber herido tantas sensibilidades". Por el momento, no se ha elegido a nuevos portavoces y el pregón permanece suspendido. En las últimas horas se habían organizado caceroladas y recogidas de firmas en contra de que el jurado de 'MasterChef' fueran los pregoneros.

El Orgullo de 2016 se presenta como uno de los más importantes y reivindicativos de los últimos años. Tras el atentado de Orlando en una discoteca gay de hace apenas unas semanas y ante una creciente alerta por el aumento de las agresiones a homosexuales en Madrid, es más necesario que nunca decir bien alto y bien claro que todavía hay mucho trabajo por hacer, que los grandes logros en materia de legislación que se han conseguido no significan que el respeto total haya calado en la sociedad y que todavía hay homosexuales, bisexuales, transexuales y otras minorías que sufren el rechazo por ser simplemente ellos y ellas mismos.

Un mensaje importante que debería ocupar gran parte del pregón inaugural de las fiestas. ¿Quiénes serán los encargados de alzar la voz por el colectivo? ¿Una de las muchas figuras que han defendido en repetidas ocasiones los derechos LGTB? ¿Un representante LGTB que algún día sufrió por ser quien es pero hoy se levanta con fuerza para denunciar la intolerancia que aún existe en la sociedad? ¿Una estrella que conecta con la problemática?

Un largo listado de personalidades, no necesariamente homosexuales o transexuales, han aprovechado su gran conexión con las minorías LGTB para denunciar en el pregón los abusos que se siguen produciendo

Pse. El pregón de este año será comandado por el jurado de 'MasterChef'. Como si de un anuncio de sartenes o de yogures de soja se tratara, los omnipresentes cocineros pondrán voz y rostro al Orgullo de Madrid. La noticia no ha sentado nada bien en las redes, donde muchos usuarios se preguntan de qué manera va a ser el trío de jueces representantivo del colectivo LGTB. Menos aún al saberse, según informa La Vanguardia, que la presencia de los tres jueces podría deberse más a un motivo promocional que reivindicativo, ya que el día coincide con la final de la presente edición y se rumorea que 'MasterChef Celebrity' podría grabar en el Orgullo alguna de sus entregas con famosos.

El jurado de 'MasterChef' dará el pregón en el Orgullo de Madrid "El jurado de 'MasterChef' dará el pregón en el Orgullo de Madrid"

En 2015 fueron Alejandro Amenábar y Cayetana Guillén Cuervo, esta última por su elogiado papel de Irene en 'El Ministerio del Tiempo'. En 2014, Ruth Lorenzo y Conchita Wurst, la drag queen que ganó Eurovisión y que puso Europa patas arriba con su lema 'We are unstoppeable'. En 2013, una figura de prestigio como es Paloma San Basilio se subía al escenario para agradecer el apoyo que siempre había percibido del colectivo homosexual. En 2012, la Terremoto de Alcorcón y Fernando Tejero. En 2011, el Gran Wyoming y Boris Izaguirre. Y así podríamos continuar con un largo listado de personalidades, no necesariamente homosexuales o transexuales, que (casi) siempre han aprovechado su gran conexión con las minorías LGTB para denunciar los abusos que se siguen produciendo.

La normalidad es malinterpretada en muchas ocasiones como la inserción en los moldes tradicionales

Quizás sí gusta más al que cada año reclama que por qué no se celebra el Día del Orgullo Heterosexual, o a ese concejal del PP de Mallorca que pidió recientemente que se celebrara el Día del Machote. "Oye, si tres heterosexuales blancos y afamados, influencers de éxito entre la tercera edad, se suben a un escenario a defender a los gays, igual esto del Orgullo no es solo para reinonas cachas que desfilan semidesnudas, ¿no?", podrá pensar el típico iluminado. La presencia de Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz podría ser un fallido intento de alcanzar la tan ansiada normalidad, y de nuevo se abre aquí un melón que siempre causa controversia.

La normalidad, la aceptación total en la sociedad de la orientación sexual de cada persona o de la manera en que quiere o no quiere manifestar el género con el que se siente más a gusto, es malinterpretada en muchas ocasiones como la inserción en los moldes tradicionales. Si el mensaje reivindicativo se enmascara en un hombre homosexual con pareja formal, serio y no afeminado, dicho mensaje será respetado. Si esa mujer lesbiana que habla va con falda, taconazo y "no se le nota que es bollera", sus palabras serán aplaudidas. En cambio, no intentes lanzar ninguna consigna y recibir el respeto mayoritario si eres un hombre que se pinta los ojos, una mujer con pelo corto, un transexual en pleno proceso de cambio o una drag queen escandalosa.

El Orgullo en Madrid "El Orgullo en Madrid"

La aceptación debe dejar de ser entendida como el ya desfasado 'Don't ask, don't tell'. La normalización no pasa por abrir la puerta de los estándares tradicionales a personas que antes no habrían encajado en ellos. La tolerancia real y absoluta consiste en pluralizar la sociedad, en incorporar a las minorías sin pretender transformarlas en 'lo de siempre'. Y esto es algo que concierne a todos, también a los heterosexuales, pero no por ello los jueces de 'MasterChef' son los más indicados como pregoneros. El Orgullo de Madrid podría haber dado un paso al frente en el pregón de este 2016, en lugar de decantarse por una opción más políticamente correcta.

La tolerancia real y absoluta concierne a todos, también a los heterosexuales

Parece que el Orgullo de la capital tendrán que seguir cabalgando un año más entre polémicas y críticas mientras la sociedad acaba de entender que la tolerancia LGTB nos afecta a todos, no solo a las minorías. De hecho, el ya polémico discurso se pronunciará desde la renombrada plaza de Pedro Zerolo en lugar de la emblemática plaza de Chueca, ante la normativa por ruido que rige en la capital, algo que, en cambio, no parece molestar cuando se trata de las Fallas o los Sanfermines. Quizás el año que viene todos nos enorgullezcamos de nuestro Orgullo. Quizás.

Comentarios