Buscar
Usuario

Vida

Julián Muñoz carga contra Isabel Pantoja: "Le gusta mucho el dinero"

El ex alcalde de Marbella rompe su silencio y reconoce que su relación con Isabel Pantoja fue fruto de "un calentón".

Julián Muñoz carga contra Isabel Pantoja: "Le gusta mucho el dinero"

"Dientes, dientes, que es lo que les jode". Isabel Pantoja nos regaló esta mítica frase que fue captada por los medios de comunicación mientras paseaba su amor con Julián Muñoz allá por el 2003. Pocas sonrisas le deparó aquel noviazgo que llevó a la tonadillera a pasar una temporada entre rejas.

Tras muchos años de silencio (y a la sombra), el que fuera alcalde de Marbella ha concedido una entrevista a Lecturas cargando contra la que fuera su pareja reconociendo, incluso, que se arrepiente de haber mantenido una relación sentimental con ella. 

"Me arrepiento. No me hubiera separado de Mayte, fui un descerebrado. Eso no significa que el primer año no estuviera bien con Isabel", asegura, tachando aquella relación como "un calentón". "Me creía el rey del Mambo por estar con la tonadillera más importante. Lo mío con Isabel fue un calentón. Durante el primer año sentí esa nebulosa de amor y poder. Quizás se enamoró de mi poder y yo de la parafernalia", detalla.

"Fue a la cárcel por sus cosas"

Isabel Pantoja, Julián Muñoz y Mayte Zaldívar en 2003 "Isabel Pantoja, Julián Muñoz y Mayte Zaldívar en 2003"

Julián Muñoz, de 71 años y con una salud muy delicada, se encuentra en su domicilio terminando de cumplir condena por el caso Malaya, el que también llevó a Isabel Pantoja a ser condenada a dos años de cárcel por blanqueo de capitales. A esto también se ha referido el exalcalde marbellí asegurando a la sevillana "le gusta mucho el dinero". 

"Isabel fue a la cárcel por sus cosas, no por las mías. Nunca le di dinero negro para que lo blanqueara", asegura, desvelando que la cantante sí recibía dinero negro en algunos de sus conciertos

Con especial dolor recuerda lo sucedido con su exmujer, Mayte Zaldívar, que también fue condenada a prisión por el caso Malaya. "No debería haber entrado a prisión. Estaba en la cárcel viendo por televisión cómo se llevaban a Maite en el coche, y a mis hijas corriendo detrás de ella. Casi no puedo hablar de ello de lo doloroso que es", lamenta. 

Artículos recomendados

Comentarios