Buscar
Usuario

Noticias

La historia de la señora que ha ido a juicio "por gilipollas" tras robar unas plantillas de 75 céntimos

Se trata de una señora mayor que siempre roba en la misma tienda y esta vez lo hizo delante del dependiente. La denuncia la presentó la Policía.

Twitter se ha convertido en el ágora moderno en el que todo el mundo puede contar lo que quiera -menos si escribes sobre el Gobierno, Franco o la Familia Real- y si tu historia gusta a los exigentes tuiteros se convertirá en viral y acabará en los medios. Esto es lo que ha pasado con la experiencia que contó Andrea en su perfil, que trata de una señora que fue a juicio "por gilipollas". 

Y es que la mujer robó unas plantillas de 75 céntimos en un bazar en el que Andrea trabaja y por querer "chulear" al dependiente chino, al final acabó en los juzgados. "Mi jefe no es el típico chino cabrón es más, es majísimo y súper buena persona. Pero si le tocas los cojones mucho, pues le jode", explicaba Andrea que nos puso en situación para que entendiésemos el morro que se gasta la señora.

"Esta señora es una señora que cada vez que viene, roba. Por sistema. Y esta vez, delante de mi jefe, abre unas plantillas, se mete las dos en el zapato derecho y esconde el envoltorio", acto seguido el dependiente chino le pregunta a la ladrona compulsiva "qué hace" mientras le enseña el envoltorio. Sin cortarse un pelo, la señora le contesta lo siguiente: "Eso digo yo, ¿por qué tenéis esto vacío ahí?". La mujer parece ser que creía que por 75 céntimos el dependiente no llamaría a la Policía, pero lo hizo y su actitud fue tan chulesca que quién la denunció fue uno de los agentes, ya que además se resistió a mostrarles la documentación. 

Un Goya a la mejor actriz 

La Policía no da crédito y decide visionar el vídeo en el que se ve cómo la señora se pone las plantillas a lo que está asegura que no, que ella sólo se las probaba porque además esas no las quiere, sino que prefiere unas de alore vera. Tras esta ingeniosa respuesta, el agente le pregunta al dependiente si quiere presentar una denuncia, pero este sólo quiere que le pida perdón. A lo que la mujer responde: "Si no me denuncia le voy a denunciar yo por acoso". 

Finalmente cede y se identifica. Todo habría acabado, pero a ella no le apetece. No se puede ir de la tienda porque se le murió una hija y "está muy mal", relata en su hilo Andrea. Y claro, el Policía le dice que "no mezcle, que no tiene nada que ver". Sin embargo, ella dice que sí porque si la está viendo desde el cielo "estará muy disgustada"

El marido también se pone chulo y les dice a todos que hablen y el Policía les asegura que sí, pero en los juzgados: "Tienen ustedes juicio el miércoles 23 a las 9". Obviamente la señora no se puede callar y asegura que acudirá con sus "mejores abogados", aunque en un juicio por un robo de 75 céntimos no hacen falta abogados, pero ella los llevó a los dos. Además de a su marido, hijo y una amiga.

Todo ocurrió en un bazar de Asturias y en cuestión de horas la palabra 'plantillas', ya era trending topic mundial. La narradora no esperaba que el juicio más surrealista de la historia se hiciese viral, sino que lo contaba para "los cuatro" que siempre la leen, por eso pide que no se revele el nombre de la calle de la tienda. Sin embargo, ha prometido que este viernes contará qué ha dictado la jueza a la"señora choriza cara dura". 

Artículos recomendados

Comentarios