Buscar
Usuario

Noticias

Las claves del juicio de Bernardo Montoya por el asesinato de Laura Luelmo

El presunto autor del crimen se enfrenta a 32 años de cárcel y prisión permanente revisable por los delitos de asesinato, violación y detención ilegal.

Las claves del juicio de Bernardo Montoya por el asesinato de Laura Luelmo Las claves del juicio de Bernardo Montoya por el asesinato de Laura Luelmo

Foto: Montaje Los Replicanrtes

Tres años han pasado desde que en 2018, Laura Luelmo fuera asesinada presuntamente por su vecino nada más instalarse en la localidad de El Campillo (Huelva). La joven, de tan solo 26 años, se había movido desde Zamora a la localidad onubense para cubrir una baja como profesora.

Bernardo Montoya, que reconoció haberla matado un día después de que se encontrase su cuerpo, se enfrenta ahora a un juicio por los delitos de asesinato, violación y detención ilegal con una pena de 32 años de prisión. Además, la Fiscalía ha solicitado también la prisión permanente revisable para el presunto autor del crimen.

El juicio contará con la presencia de la Fiscalía, la familia de la víctima, que ejerce como acusación particular, la Junta de Andalucía, que ejerce como acusación popular y la defensa de Bernardo Montoya. Será un jurado popular el que finalmente decidirá sobre la culpabilidad de Montoya.

El proceso judicial empieza, este lunes 15 de noviembre con la declaración del acusadoque se encuentra en la cárcel de Huelva desde el 2 de noviembre tras haber sido trasladado desde la prisión de Morón (Sevilla).

Secuestro y asesinato

El caso, que conmocionó a la sociedad española, comenzó con la desaparición de Laura Luelmo el 12 de diciembre, tan solo unos días después de que se hubiera trasladado a El Campillo para ejercer una baja como profesora de plástica en el IES Vázquez Díaz de Nerva. Tras cinco días de búsqueda, la Policía finalmente encontró el cuerpo sin vida de la maestra en un sitio conocido como Las Morillas. El cadáver presentaba además varios signos de violencia.

Al día siguiente fue detenido Bernardo Montoya, su vecino que vivía justo en frente de la casa de Luelmo y que contaba con varios antecedentes por allanamiento de morada, obstrucción a la justicia y asesinato. Un día después, Montoya confesó haber matado a la joven, aunque posteriormente trataría de cambiar su versión para culpar su expareja, versión que fue descartada por la Policía.

Según el relato de la Fiscalía, Laura Luelmo regresaba esa tarde de hacer unas compras cuando Montoya "sorprendió a la víctima, se abalanzó sobre ella y la introdujo a la fuerza en su domicilio, donde la golpeó y, después de dejarla malherida y muy debilitada, la agredió sexualmente, imposibilitándole cualquier tipo de defensa".

El caso sirvió en su momento para avivar el debate sobre la prisión permanente revisable, contando con multitud de horas en televisión y de respuestas políticas.

Artículos recomendados

Comentarios