Juan Marín, nazi y actor porno que fue apoderado del PP en las elecciones catalanes

Juan Marín, nazi y actor porno que fue apoderado del PP en las elecciones catalanes

Simpatizante del grupo nazi Democracia Nacional, tiene que rendir cuentas ante la justicia por agredir a un periodista.

Política Víctor Mopez Víctor Mopez 27 Diciembre 2017 14:44

La política española esconde todo tipo de fauna y flora y primavera, aunque a veces la aparición de algunos especímenes llama especialmente la atención. La última criatura que se ha dejado ver responde al nombre de Juan Marín Muñoz y se camufló como apoderado del Partido Popular en el marco de las elecciones autonómicas celebradas en Cataluña el pasado 21 de diciembre.

Se trata de un viejo conocido de la ultraderecha catalana, vinculado a un partido nazi, protagonista de episodios violentos y racistas y actor porno aficionado. Marín compagina su faceta artística en cine para adultos con su asistencia a manifestaciones al partido nazi Democracia Nacional, donde se ha visto implicado en acciones violentas especialmente contra periodistas. Vamos, una joyita.

Su nombre ha salido a la luz después de que varios vecinos del barrio de El Carmel, en Barcelona, le idetificaran mientras ejercía como apoderado del PP en el Colegio Público El Carmel, ubicado en el número 154 de la calle Llobregos, paseándose tranquilamente entre las urnas y las mesas electorales con la credencial del partido al colgando del cuello.

"Nos resultaba extraño que alguien como él que siempre lleva camisetas de la ultraderecha, de Democracia Nacional, ahora esté en el Partido Popular", han comentado varios vecinos a Público. Tal fue su sorpresa, que más de uno quiso imortalizar el momento haciendo algunas fotografías al curioso especimen.

Juan Marín, apoderado del PP este 21-D "Juan Marín, apoderado del PP este 21-D"

Voluntario electoral

La importancia del proceso electoral del pasado 21 de diciembre obligó a todos los partidos a poner en marcha la maquinaria electoral así como a construir sus redes de colaboradores para cubrir las 8.247 mesas electorales con interventores y apoderados. Algunos partidos, como PP y Ciudadanos, abrieron en sus webs accesos para posibilitar que simpatizantes de sus organizaciones se inscribieran como voluntarios para trabajar durante la jornada, pudiendo proceder de todo el Estado.

De esta manera, y dado que es un "español, español, español" de pura cepa, Juan Marín no debió encontrar nada mejor que hacer y decidió apuntarse generosamente como voluntariocomo tributo del Partido Popular. Militantes del PP han reconcodio esta posibilidad a El Perioódico, pero se han desmarcado del joven nazi: "Este señor simplemente ha llegado al colegio electoral y se ha ofrecido para ayudar. Cualquier persona ajena al partido y quiera ayudarnos, bienvenido sea. Pero este hombre no tiene nada que ver con el Partido Popular, es ajeno a nosotros".

Lo cierto es que la credencial que lucía orgulloso Juan Marín colgada del cuello no correspondía a la que llevaban el resto de interventores y apoderados del PP. No se trataba, sin embargo, de una falsificación, ya que había sido expedida por el propio partido siguiendo los trámites electorales correspondientes en la Junta Electoral. Pero la credencial que llevó correspondía a las elecciones catalanaes del 27 de septiembre de 2015, donde el simpatizante de Democracia Nacional ya participó como apoderado voluntario del PP.

Ser apoderado de un partido o candidatura que concurre a unas elecciones conlleva una importante responsabilidad, ya que permite acceder libremente a los colegios electorales para examinar el desarrollo de la votación y del escrutinio en cualquier Mesa, formular reclamaciones y protestas y pedir reclamaciones. Y además en el supuesto de que no haya interventores podrán ejercer sus funciones en la mesa electoral pudiendo intervenir con voz, pero sin voto.

Juan Marín, en una manifestación convocada por Democracia Nacional (Público) "Juan Marín, en una manifestación convocada por Democracia Nacional (Público)"

Nazi y actor porno

Juan Marín posee un rico curriculum en manifestaciones de corte nazi. La última a la que acudió fue convocada por Democracia Nacional el pasado 22 de septiembre bajo el lema "Por España me atrevo" ante la sede la Asamblea Nacional Catalana (ANC). Saldó la jornada con una denuncia por amenazas y agresión al fotoperiodista catalán Jordi Borrás, por lo que próximamente tendrá que rendir cuentas ante la justicia.

Sonada fue también su participación en la concentración nazi convocada en agostro tras los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils. Participó en la manifestación con el lema "Stop islamización de Europa", convocada por Democracia Nacional y La Falange en La Rambla, frente a La Boquería, para protestar contra el islam.

Pero entre concentración nazi y agresiones a periodistas, Juan Marín saca tiempo para hacer porno. Su ópera prima llegó en 2014 bajo el título de "Sancho pajas" y su cinta más reciente la grabó este verano en una limousine en Madrid. En esta ocasión hacía de él mismo, un fanático patriota que, más que excitar, provoca risa.

Comentarios