Buscar
Usuario

Música

Jorge González: "Sufrí el rechazo de la industria cuando quise orientar mi música al flamenco"

El madrileño, que hace balance su participación en 'Tu cara me suena', saca nuevo sencillo y confiesa cómo se vería en Eurovisión.

Jorge González: "Sufrí el rechazo de la industria cuando quise orientar mi música al flamenco"

Está atravesando uno de sus mejores momentos profesionales y ni lo esconde. Jorge González se encuentra en la cúspide de su carrera artística, desarrollando sus facetas como cantante y actor, que la octava y actual edición de 'Tu cara me suena' le está permitiendo combinar, con su nombre en cabeza del marcador general. No obstante, la crisis del coronavirus ha paralizado la producción por lo que el madrileño ha decidido acudir al estudio de grabación y sacar a la luz su nuevo sencillo, 'Por besarte', como parte de su nuevo proyecto. 

Tras casi tres lustros sobre los escenarios, a González no hay nada que se le resista, y dada su perseverancia y ambición, ha conseguido finalmente regresar a sus raíces más castizas en lo que a estilo musical se refiere. Una evolución a lo largo de muchos años de carrera que incluso le sirvieron para que Radio Televisión Española contara con su presencia en la gala especial de su 60º aniversario. 

'Operación Triunfo' o 'La Voz' son dos de los formatos que ha saboreado en televisión a lo largo de este tiempo, en ambos consiguió hacerse con la admiración del público español. La audiencia siempre ha valorado positivamente sus cualidades sobre el escenario, algo que él mismo probó a hacer en 'Pequeños Gigantes', apadrinando a uno de los jóvenes artistas del programa. Por otro lado, el de Villarejo de Salvanés (Madrid) ha intentado representar a España en Eurovisión hasta en dos ocasiones y asegura que como seguidor del festival y de la música, le gustaría poder llegar a pisar el escenario europeo en algún momento.

Teniendo ese sueño en mente, Jorge González no ha parado ni un segundo y además de lanzar sus propios temas, ha luchado por mantenerse en escena, algo que ha conseguido con creces, pues también formó parte del elenco de '33, El Musical'. El artista, con mujer y dos hijos, hace balance y nos cuenta cómo se encuentra en plena pandemia. 

Jorge, dados los tiempos en los que vivimos, la etapa que estás y estamos viviendo, poder charlar contigo es todo un placer, aunque sea de esta forma. En primer lugar, ¡Queremos felicitarte por el lanzamiento de 'Por Besarte'!

¡Muchísimas gracias! Todo es tan extraño... parece que la promoción, dada esta situación, podía ser poca, pero todas las alternativas son buenas. 

La gente podría estar actualmente más expuesta a la redes sociales por el confinamiento, y por tanto, a escuchar tu tema...

Tiene su lado bueno y su lado malo. Hay tanto contenido ahora, que a veces las cosas también se pueden perder en el camino. Son tantas personas haciendo directos y tantas cosas, que al final somos muchos los que queremos estar ahí.

Entonces... ¿por qué salir ahora con 'Por besarte'?

Estaba programado, porque un tema no sale de un día para otro, llevábamos meses programando el lanzamiento. Fuimos a contrarreloj para aprovechar la exposición al público que me estaba dando mi participación en 'Tu cara me suena' y así poder promocionarme. En escasas dos semanas se hizo, pensando que nada de esto iba a pasar. De hecho, tenía pensado anunciar su lanzamiento en directo en el programa y queríamos aprovechar la oportunidad de oro que tenía, pero no ha sido posible. Las cosas siempre pasan por algo y si sacar este tema ha servido para que alguien desconecte de toda la vorágine en su casa, bienvenido sea.

¿Cómo nació el tema y el concepto que lleva alrededor? El proyecto tiene una línea muy cuidada, incluso has vuelto a trabajar con el fotógrafo televisivo José Irún, con el que coincidiste en 'Operación Triunfo' y fue el responsable de la portada de tu primer álbum...

He vuelto a trabajar con el mismo equipo de aquel entonces. No solo José Irún, sino Maite Munt, gracias a quien he podido rescatar ciertos contactos con los que trabajé antes. También con el productor Austin y el compositor J. Martín. Es un equipo experimentado y lleva muchos años haciendo música. Quisimos volver a esas raíces. Salió todo muy rápido, a pesar de esa idea inicial, pero me hubiese gustado, de haberlo sabido, poder tomármelo con más calma y elegir más detenidamente. Sin embargo, estoy muy contento por el feedback que he recibido. A pesar de esa rapidez, una cosa llevó al final a la otra. 

¿Qué es lo que crees que más ha gustado a tus seguidores?

Creo, que entre tanto reggaeton, una parte agradece que no todo lo sea, sino que venga algo fresco. Una rumbita así, cuando esto parecía que se había acabado... ese tipo de comentarios, la diferencia en comparación a lo que triunfa. Saliendo del reggaeton, dándole a esa rumbita más latina. La música que hacemos es para ellos, se les tiene que tener siempre en cuenta porque son los que consumen. Gracias a 'Tu cara me suena' me he ganado el cariño y respeto de mucha gente, por lo que era peligroso lo que pudiera ofrecerles.

Era peligroso lo que yo pudiera ofrecer al público teniendo en cuenta el cariño y respeto que he conseguido por mi participación en 'Tu cara me suena'

Dada tu trayectoria, el público ha podido observar una evolución en ti a lo largo de todos estos años. ¿Qué Jorge González de todos está presente en el single? ¿Se trata de una nueva versión de ti mismo dentro de lo que quieres proyectar con la canción?

Los artistas, aunque también todo el mundo en su propio ámbito, tenemos que presentar una evolución y no estancarnos, aunque manteniendo siempre la esencia que a uno le caracteriza. Mi último single fue un tema estilo reggaeton, alejado de lo que represento y transmito. Este año quería salir de eso, porque no es algo con lo que realmente me sienta cómodo del todo. Cuando me presentaron 'Por besarte', vi un toque sueño, 'aflamencaito', más melódico. A pesar de ser una rumba, lo tiene, tiene ese toque melódico. Por ahí es por donde quiero encauzar las cosas.

Creo que Jorge González siempre es el mismo en diferentes etapas y momentos. El año pasado intenté hacer algo urbano, siendo yo, con mi voz y mi forma de cantar. Ahora estamos en el camino de lo que yo quiero y siento. Me gustaría mucho terminar haciendo música para gente a la que le guste sentárse en una butaca y disfrutar de ello. Me encantaría acabar en teatros, al estilo Miguel Poveda, aunque no tan flamenco, o Alejandro Fernández. Ellos hacen magia y es donde a mí me gustaría llegar.

Este estilo, que en cierto momento parece haber sido rechazado por la industria y la audiencia, vuelve a ser tendencia, quizá en su vertiente más comercial. Las cosas están cambiando, incluso en lo que se refiere a las letras, recuperando ese valor que nunca debió perder. Es algo que forma parte de nuestra cultura y arte de la música en España, ¿tú te ves reflejado ahí?

Rosalía, a pesar de levantar críticas, tanto buenas como malas, ha hecho bien en lo que significa profundizar en nuestras raíces españolas. Yo mismamente he sufrido ese rechazo de otros a poder orientar mi música al flamenco, parecía que no eras 'cool' o importante si no venías cantando en inglés o haciendo pop americano. Sin embargo, Rosalía ha llegado a conquistar el mundo con influencias de nuestro país, de la música flamenca, aún mezclada con el género urbano, pero no deja de ser flamenco. Hoy, ya sean unas palmas flamencas, unas castañuelas o una guitarra, la música flamenca ejerce su influencia en el mundo. Y yo me alegro, porque lo que hemos venido luchando por ello y por hacer este tipo de música nunca hemos sido escuchados o respetados. 

¿Y si te dijeran que puedes ir a Eurovisión con algo similar? Digamos que este género, de esta forma, nunca lo hemos presentado ante Europa, y al parecer, son muchos los que cada año lo piden...

Iría a Eurovisión, sin duda, llevando un trocito de España. A muerte. Un tema, quizá no flamenco, pero algo como lo que hizo Melody con 'Amante de la Luna', adaptado a nuestros tiempos y con una influencia, evidentemente, más moderna y actualizada. Haría una canción así, pero en el nuevo contexto que vivimos en la música. Me gustaría hacer algo muy flamenco.

Jorge González se quedó a las puertas de representar a España en Eurovisión en 2009 y 2014 "Jorge González se quedó a las puertas de representar a España en Eurovisión en 2009 y 2014"

¿Cómo te has llegado a ver realmente en el escenario de Eurovisión? ¿Lo has llegado a visualizar? Cuando pudimos escuchar 'Por besarte', nos llegó esa intuición. Era pregunta obligada. 

Sí, muchas veces. Soy muy soñador. Me lo he imaginado muy español, muy racial. Yo soy así, soy gitano y mi imagen ya vende mucho en lo que a mi procedencia respecta. Algo para destacar todo el tiempo. Si vamos con una canción que, aun cantada en español, pueda pasar por la sueca, podemos caer en el error de pasar desapercibidos y ser un país más. Pero si destacas con algo bien hecho, porque lo que se ha podido asemejar no lo ha estado, con un equipo ganador y con ilusión por hacer algo muy español, con rojos y dorados... no lo sé. Iría por la línea de lo que Melody intentó hacer en su año. 

No obstante, ¿qué ha pasado tras esa final nacional en 2014? 

Tengo muy buena relación con RTVE, con Toñi Prieto también. Ese año fue todo muy rápido y tuve que presentar 'Aunque se acabe el mundo' en cinco días. Mandé lo primero que tuve entre manos y me alegro de no haber ido en aquel entonces. Si mi sueño es ir a Eurovisión y acabo yendo con algo de lo que, con los años, me voy a acabar arrepintiendo... no, yo prefiero ir con aquello que de verdad haya podido prepararlo con tiempo, como Blas Cantó.

De todas maneras, creo que en caso de preselección, hay que trabajar más el proceso, como hacen en Suecia. A ellos se les va la vida, y por eso, luego consiguen buenos resultados. La elección interna de Blas Cantó es un paso inteligente, porque ha tenido tiempo de mandar una propuesta que él mismo ha ayudado a crear y de la que est´a completamente seguro. Hay menos margen de error. Lo que haría es un talent show, en una academia, únicamente con el propósito de ir a Eurovisión. Que el público sea testigo de cómo cada uno da forma a su propuesta y llegar con numerazos a una gala final, a conciencia para ir a un festival de semejante calibre. 

Una de las grandes pérdidas culturales por el coronavirus ha sido Eurovisión. Blas Cantó volverá a representar a España en 2021, teniendo una nueva oportunidad para presentar otro tema. ¿Es justo?

Pues sí, especialmente porque estaba ilusionado con la participación de Blas y eso solo me había pasado con Pastora Soler en los últimos años. Nos abanderaba alguien de nivel y con una buena propuesta como 'Universo'. A mí me gustaba mucho. Él tiene ahora un año para preparar algo nuevo, aprender de lo que ha vivido ahora, las críticas. Él y su equipo se las tienen que llevar hacia lo constructivo y lo positivo y hacer una buena propuesta. Tiene un año entero y se puede hacer muy bien. A los artistas, no obstante, nos da miedo tanta crítica. Lo constructivo aporta más que lo negativo. Él es muy inteligente y sabrá hacer algo diferente, aunque probablemente en la línea de lo que ya hemos visto. 

Siguiendo la estela de la televisión musical, tu participación en los concursos musicales más importantes de los últimos años ha jugado un gran al papel y la realidad de la industria te ha visto crecer. ¿Cómo lo valoras? 

Estoy super orgulloso, porque además siempre que el público ha tenido voz y voto, siempre he sido muy votado. Incluso el año que participé en Eurovisión contra Ruth Lorenzo y Brequette, me quedé a un 5% de alcanzar a Ruth en el televoto. Hubo casi un empate y hubo mucha gente que me votó. El público parece que me quiere, pero nunca he tenido apoyo discográfico. Nunca he tenido una discográfica que haya invertido en mí, me haya apoyado o haya querido gastarse el dinero en un proyecto conmigo, que es de la forma en la que al final se llega. Mucha gente me dice que lo he intentado en muchos sitios y nunca he hecho algo grande, pero además de que siempre he tenido el cariño del público, ahora las cosas parece que están cambiando. Tengo un equipo que se está volcando como nunca antes lo había vivido. Se agradece después de haber estado picando solo tanto tiempo, y con tanto esfuerzo. Es grande todo lo que he conseguido, porque he sobrevivido solo. 

A pesar de contar con el cariño del público, nunca he tenido la inversión o apoyo de una discográfica, sin embargo, parece que las cosas están cambiando

¿Con qué paso de tu carrera te quedarías? ¿Qué te ha aportado cada cosa?

No es que me quede con algo, sino que me ha dado algo. 'Operación Triunfo' me dio la oportunidad de estar hoy charlando contigo y la fortuna de dedicarme a la música. Me vio nacer. 'La Voz', una forma de renacer, porque pasaron los años y te quedas en el olvido. Gracias a ese programa, volví a demostrar que quería seguir luchando. Después hice teatro musical, aunque si me tengo que quedar con algo probablemente sería 'Tu cara me suena'. Considero que es donde la gente ha podido sorprenderse más conmigo y los retos que se me han planteado en el programa, cantando en otros idiomas que no hablo. Los mensajes que recibo, en los que me dicen que soy su descubrimiento de la edición, ya significan haber hecho algo grande. Creo que me ha ayudado a quitarme estereotipos que la gente podía tener de mí y que no se me encasille. 

En cuanto a lo que viví en '33, El Musical', cuando entras a formar parte de algo así, aprendes a escuchar a los que tienes alrededor. No eres el protagonista, dejas de escucharte a ti mismo, para ser un equipo que trabaja entre sí para ser uno. Fue un ejercicio y un tránsito complicado. Había que ser generoso, porque para que el protagonista se hiciese, yo tenía que aportale algo para que terminara luciéndose también. Aprendí muchas cosas, entre ellas, el compañerismo, escuchar a los demás... en definitiva, que no hace falta ser la voz principal para destacar. Entre todos se conseguía algo muy mágico, todo el mundo que venía salía llorando de emoción. 

¿Y si transportamos ese sentimiento a 'Tu cara me suena'? ¿Lo has comparado en algún momento? En cierta manera, también es actuar, es imitar...

Es cierto. Aunque cantamos y actuamos solos, hay que remar para que todos brillen. Necesitamos que todos brillen para que la audiencia sea buena, a mí no me serviría de nada que ellos no lo hicieran así. Queremos que la gente disfrute y el programa funcione, para eso tenemos que remar todos. He ayudado a compañeros y a mí también me han ayudado, para eso estamos y es de agradecer. Al final es remar todos.

¿Qué balance haces de las galas y del hecho de tener que meterte en la piel de otros artistas?

A algunos les cuesta más y a otros menos. He de decir que yo, entre mis amigos, ya me postulaba como imitador (risas). Hacía el tonto imitando a todo el mundo, por lo que dentro de lo que cabe, me resulta sencillo hacerlo, no en todo, pero soy muy observador, eso me ayuda. Me gusta mucho captar la energía o los movimientos, un key. Me quedo con ello. He de decir, que a pesar de que no me ha costado mucho, esto de imitar es complicado, eh... sabiendo que además, tenemos cuatro días para preparar las actuaciones.

Aunque no deja de ser una competición, por lo que competimos y nos lo curramos mucho, esto no es un talent. Belinda Washington ha llegado a reconocerme el mérito de aprenderme una canción en inglés por cómo suena. Cuando llegas allí y te dan una puntuación baja... pues sí que haces balance del esfuerzo que has depositado en la preparación de esa performance. Ahí notas que hay competición, pero lo hacen todos también que entiendes que te puedan votar peor que a otros. Nos alegramos de la misma cuando unos y otros ganan.

Seis años después de su paso por 'OT 2006', Jorge González se hizo con la plata en la final de la primera edición de 'La Voz', en el equipo de Rosario "Seis años después de su paso por 'OT 2006', Jorge González se hizo con la plata en la final de la primera edición de 'La Voz', en el equipo de Rosario"

¿Te esperabas, una vez más, el apoyo del público?

Para nada, yo caía en el cliché que pienso que la gente tiene de mí... del Jorge de los concursos, el flamenco, que solo viene aquí a hacer latino... y de repente me he puesto a hacer todo lo contrario, cantando en inglés y haciendo cosas muy diferentes a mí. Ganarme al público ha sido lo más y no me lo esperaba. Estoy muy agradecido y doy cuenta de ello a través de mis redes sociales. 

Y entre vosotros... ¿alguna anécdota que puedas contar?

Muchas... tenemos situaciones surrealistas. Una vez nos dio por el jengibre. Hubo un tiempo en el que todos estábamos obsesionados, ya fuera en rama, en pastillas, en miel... por lo que nos retábamos a ver quién era el que conseguía tomar jengibre de la forma más rara. Alguien llegó a traer jarabe de jengibre, de locos. Nos volvimos unos adictos (risas). 

¿Cómo estáis llevando la cancelación del programa? ¿Cómo y cuándo volveréis?

No sabemos nada, no sé nada. Sé que tenemos algo más grabado, que dejamos grabado antes de que ocurriera todo y no se ha emitido. Se está esperando a ver lo que ocurre en el país. Si no podemos salir de casa, no podemos ir a grabar. El programa es muy exigente y no puede haber reducción de personal en una grabación. A veces, una persona puede estar seis horas a la hora de pasar por la fasa de caracterización, y esas manos se necesita, entre maquillaje, peluquería... imagínate con nueve concursantes. Tiene que volver con todo el equipo o no se va a poder llevar a cabo. 

Y tú, personalmente, ¿cómo estás llevando el confinamiento? ¿A quién hay que echarle la culpa de esto?

Yo soy muy casero, me encanta estar en casa. Dentro de lo que cabe, no me está costando mucho, aunque hay días que sí me apetece salir a dar una vuelta o ir al gimnasio. Eso lo estoy echando de menos, pero igualmente, me gusta estar en casa. De todas maneras, lo que está claro es que quien paga los platos rotos somos nosotros, que nos van moviendo como quieren como si de fichas se tratara. Al final, nos damos cuenta de que el país no estaba preparado. No sé de quién es la culpa, pero tampoco es momento de buscar culpables, sino de buscar soluciones y salir adelante.

No es momento de buscar culpables, sino de soluciones y de salir adelante 

¿Qué es lo primero que harás al salir?

Mmm, no lo sé. Creo que salir corriendo a todas partes. Dar un paseo y hacer todo lo que antes no le dábamos tanto valor. Como cantaba Pastora Soler en 'La mala costumbre', tenemos la mala costumbre de echar de menos algo cuando ya no lo tenemos y no supimos apreciarlo. 

¿Y en cuanto a próximos proyectos? ¿Algo nuevo sobre el horizonte que nos puedas dejar caer?

Lo más inminente es que acabe esta situación y continuar con el programa. Si gano sería genial, pero me llevo el cariño del público, pero próximamente tenemos pensado meternos de lleno con mi nuevo proyecto como artista, e intentar llegar a teatros. Cosas en mente hay, lo que necesitamos es que el virus nos deje hacerlo.

Artículos recomendados

Comentarios