Ivanka Trump tendrá un despacho en la Casa Blanca y acceso a material clasificado

Ivanka Trump tendrá un despacho en la Casa Blanca y acceso a material clasificado

El presidente otorga así mayor influencia a su hija predilecta.

Política Adrián Parrondo Adrián Parrondo 21 Marzo 2017 13:44

Que Ivanka era la hija favorita del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, no era ningún secreto. Durante la carrera presidencial, la hija del magnate contó con mayor protagonismo, incluso, que la propia esposa del presidente, Melania. De hecho, en la actualidad ejerce el papel de Primera Dama en sustitución de la propia pareja de Trump, que espera mudarse a Washington cuando su hijo finalice el curso escolar.

La presencia de Ivanka en campaña, además, sirvió para atraer el voto femenino y menos radical durante la campaña, y todo ello se materializa ahora en poder. La hija del magnate ya ha estado actuando como asesora oficial del Gobierno. En diciembre acudió a la primera reunión que su padre mantuvo con un presidente extranjero, en dicho caso, el japonés Shinzo Abe. 

Donald Trump ha cerrado su círculo en su hija Ivanka y yerno Jared Kushner "Donald Trump ha cerrado su círculo en su hija Ivanka y yerno Jared Kushner"

La última vez que ha sucedido algo de estas características ha sido durante la pasada semana, cuando la hija se sentó al lado de la canciller alemana, Angela Merkel, en una reunión bilateral en Washington. Sin embargo, nadie conoce el papel oficial de la hija del presidente ni sus atribuciones.

Eso sí, ella siempre actúa a la sombra de su padre en cualquier acto público. Ahora también podrá cumplir con el papel de confidente, ya que le han asignado un despacho en el Ala Oeste de la Casa Blanca. El cargo no tiene nombre, retribución y ni siquiera estará oficialmente contratada por la Administración estadounidense; pero también le permitirá acceder a información confidencial del gobierno y disponer de un teléfono oficial. Además, deberá de cumplir con las mismas reglas éticas de cualquier trabajador oficial.

La web Politico ha asegurado que el mandatario ha colocado a su hija en la Casa Blanca con el fin que actúe como los "ojos y el oído" del presidente. Todo esto no ha evitado que surjan algunos comentarios sobre el supuesto "nepotismo" imperante en la nueva Administración.

A pesar de existir una legislación clave contra estos casos, las autoridades han dado el visto bueno al nombramiento asegurando que el presidente tiene una autoridad especial en el nombramiento de su equipo.

El círculo cerrado del presidente

El Consejero del Presidente, Steve Bannon, había dirigido una página web vinculada con la extrema derecha "El Consejero del Presidente, Steve Bannon, había dirigido una página web vinculada con la extrema derecha"

Los pilares básicos del Ejecutivo de Donald Trump se han ido limitando, básicamente a sus hijos, el marido de Ivanka -Jared Kushner- y el estratega jefe del Gobierno, Steve Bannon.

Jared Kushner ha sido uno de los que más importancia ha ganado en los últimos meses. El marido de Ivanka es hijo de un magnate de la construcción, Charles Jushner, y recientemente ha sido nombrado como 'Consejero superior del presidente de los Estados Unidos'. Algunas fuentes le han atribuido el diseño de la campaña en los medios de comunicación de su suegro. Y todo, después de haber financiado públicamente al Partido Demócrata en elecciones anteriores.

Por otro lado, Ivanka Trump ha contado con un pasado en el que ha sido modelo, empresaria y promotora de varias organizaciones benéficas. La influencia de la hija en su padre ha sido siempre bastante notable, pero se ha estrechado durante esta última etapa. 

Finalmente, quien también ha logrado gran relevancia en el magnate ha sido Steve Bannon, al que ha nombrado como 'Consejero del Presidente'. Bannon había dirigido desde 2012 el sitio web 'Breitbart News', con una ideología vinculada a la extrema derecha y donde se han realizado constantes ataques contra los musulmanes, por ejemplo. Bannon ha llegado a ser catalogado como "supremacista blanco", una etiqueta que él siempre ha rechazado.

Mientras tanto, el Ejecutivo de Donald Trump ha recibido acusaciones de nepotismo por colocar a sus familiares y entorno cercano en los puestos clave de la Administración estadounidense. Unos gestos que, por el momento, no han sido censurados por ningún miembro del Gobierno.

Comentarios