Díaz Ayuso escribió a un conseguidor de la Púnica para tapar la corrupción de González

Díaz Ayuso escribió a un conseguidor de la Púnica para tapar la corrupción de González

La presidenta de la Comunidad de Madrid contactó con Alejandro de Pedro para ocultar información relativa a sus escándalos de corrupción.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, contactó con el conseguidor de la Púnica Alejandro de Pedro con el objetivo de contrarrestar las primeras informaciones sobre la corrupción del número dos de Espranza Aguirre, Ignacio González.

Alejandro de Pedro trabajaba entonces contrarrestando todo tipo de informaciones contra el PP de Madrid a través de páginas web zombie y perfiles falsos en redes sociales. La Justicia sospecha que aquellos trabajos de reputación se pagaron con dinero público, lo que ha llevado a la imputación de varios exconsejeros como Lucía Figar (Educación) y Salvador Victoria (Presidencia).

En el caso del mail que hoy publica en exclusiva El Diario, tan solo aparece un texto, correspondiente con el siguiente enlace: https://www.elmundo.es/elmundo/2012/04/12/madrid/1334228478.html

Se trata de una noticia publicada por el diario El Mundo el pasado 12 de abril de 2012: "El sindicato SUP: 'Se hablará en el futuro' de las actividades privadas de González". Por entonces, el presidente empezaba a verse salpicado por la corrupción en la compra de su ático y, en septiembre de ese año, fue investido como presidente de la Comunidad de Madrid tras la dimisión de Esperanza Aguirre.

El mismo día en que saltó la noticia, Ayuso envió un correo al conseguidor de la Púnica sin texto. No hacía falta concretar detalles. De Pedro ya sabía que tenía que activar la maquinaria para ocultar una de las primeras manchas que empezaban a aparecer con el todopoderoso hombre de la entonces presidenta.

"Por lo que la conozco es muy discreta y no veo problemas"

Díaz Ayuso mantuvo varios contactos con Alejandro de Pedro a través de correos electrónicos "Díaz Ayuso mantuvo varios contactos con Alejandro de Pedro a través de correos electrónicos"

El mismo día en que Ayuso envía este mensaje también se produce un intercambio de mensajes entre el viceconsejero regional Borja Sarasola y De Pedro, que queda constatado en un informe policial de la UCO.

En esa conversación, ambos acuerdan que las personas con las que se establecerá contacto para tratar la reputación de Aguirre y González son dos: la jefa de prensa de la presidenta, Isabel Gallego, que ha sido imputada por este caso e Isabel Díaz Ayuso, que no está imputada. "Me tendrás que indicar si puedo/debo hablar con ella para pedirle accesos. Por lo que la conozco es muy discreta y no veo problemas", aseguró entonces De Pedro sobre la propia Ayuso.

Francisco Granados también ha señalado a Díaz Ayuso en una declaración en la Audiencia Nacional. Pese a señalar que las órdenes llegaban desde más arriba, Isabel Díaz Ayuso estaba al día de los trabajos.

Estos trabajos, que no eran servicio público sino propaganda, se pagaron con dinero público deviado a través del Canal de Isabel II o empresas contratistas de la Comunidad como Indra (imputada), según declaró la exjefa de prensa de Aguirre, Isabel Gallego.

El correo que hoy sale a la luz se envía un año después de que Díaz Ayuso pidiera un "favorcito" al propio De Pedro, consistente en elaborar una plantilla web para Esperanza Aguirre. El juez investiga todavía si todos esos trabajos se estuvieron financiando mediante dinero desviado desde las instituciones públicas.

Unas actuaciones recogidas en el sumario de la Púnica

El sumario de Púnica recoge cómo trabajaba Alejandro de Pedro "El sumario de Púnica recoge cómo trabajaba Alejandro de Pedro"

El modo de trabajar queda completamente reflejado en una pieza del sumario de la Trama Púnica, donde se recogen testimonios de trabajadores, correos electrónicos y llamadas.

La vía siempre era similar: actuar rápidamente contra cualquier información que afectase a Aguirre y González llenando internet con informaciones falsas o manipuladas en diarios creados para tal efecto y difundidas en Twitter a través de cuentas falsas.

Una de las imputadas en esta trama es la exconsejera de Educación Lucía Figar. El juez sospecha que utilizó esta vía para contrarrestar informaciones críticas y también con el objetivo de proyectarse de cara a una posible sucesión a Esperanza Aguirre, su mentora.

Con este mecanismo también se intentó difamar a las Mareas Blancas y Mareas Verdes, los movimientos sociales que intentaban evitar la privatización y recorte de servicios públicos. La Audiencia Nacional ha encontrado evidencias de que De Pedro pudo cobrar por lanzar estas difamaciones contra los colectivos.

Comentarios