Órdago en DIA: el inversor ruso amenaza con forzar el concurso de acreedores y abocar al cierre

Órdago en DIA: el inversor ruso amenaza con forzar el concurso de acreedores y abocar al cierre

La amenaza de Mikhail Fridman llevaría a la quiebra a la enseña de supermercados.

Economía Adrián Parrondo Adrián Parrondo 30 Enero 2019 11:40

Los desequilibrios en las cuentas de los supermercados DIA, la necesidad de invertir en reformas para asegurar su supervivencia y los intentos de Fridman por desvalorizar al mínimo el valor de la empresa están poniendo en serio jaque el futuro de la empresa.

Su solvencia depende de una ampliación de capitales en 600 millones de euros que debería ser aprobada en el consejo de administración que se celebrará en la segunda quincena del mes de mayo.

Todas las decisiones, sin embargo, pasan por Fridman, que controla el 29% y cuenta con el apoyo cerrado de Goldman Sachs, que une otro 5%. Sin su apoyo, es imposible aprobar algunas medidas y las diferencias con la cúpula son evidentes: la mayoría de sus afines son fundamentales.

Ante esta situación de debilidad, el inversor está intentando convencer a varios socios rusos para entrar en el accionariado, ya que si adquiere un 1% más se vería obligado a lanzar la OPA, tal y como prevé la ley. Había planes de llevar a cabo este plan durante este mes de enero, pero ahora hay posibilidad de esperar a octubre para que los valores continuen descendiendo. No hay que olvidar que ya ha habido un descenso del 76%, con una cotización de 0,45 euros, desde que se publicó el 'profit warning', es decir, una bajada de las espectativas de beneficios. 

Los planes de Fridman generan fuerte recelo en la cúpula "Los planes de Fridman generan fuerte recelo en la cúpula"

Pero, mientras, Mikhail Fridman está aprovechando su posición para lanzar un órdago determinante: bloquear esa ampliación necesaria. La Ley de Sociedades de Capital obliga a que, en el caso de declarar insolvencia, se inice un proceso de disolución.

La actual presidencia y los díscolos tienen, ciertamente, poco margen. Tras registrar deterioros contables por valor de 294 millones de euros y a falta de publicar los resultados de 2018, hay datos negativos. La suspensión de pagos, sin duda, es la herida de muerte para una empresa que ya se mantiene en la estocada durante demasiado tiempo.

Por tanto, Fridman cuenta ahora con poder absoluto. Su voto afirmativo es fundamental para obtener la refinanciación de 895 millones con la banca acreedora. ¿Impondrá la entrada de socios como condición fundamental?

Dependerá de la decisión de la cúpula y del resto de inversores. Pero, unido a este desiquilibrio, hay miedo de repetir todo lo sucedido en el pasado con la tecnológica Zed, donde la mano de Fridman terminó directamente con la empresa.

Fridman quiere que esa refinanciación se complete con una quita de deuda y esto bloquearía la entrada de nuevo capital. La liquidez, en un momento crítico, es fundamental para garantizar su futuro.

El plan de reforma, en el aire

El modelo de DIA se encuentra completamente desfasado "El modelo de DIA se encuentra completamente desfasado"

El modelo obsoleto de los supermercados es el auténtico lastre y necesita de dinero. Es, como se dice vulgarmente, la 'pescadilla que se muerde la cola': no hay liquidez para reformar los supermercados y no hay reforma de los supermercados porque no hay liquidez.

En el caso de que finalmente se refinancie la deuda y se genere confianza ante los bancos, hay posibilidadades de alcanzar nuevamente la senda del crecimiento a partir del año 2020.

Por el momento y en mitad del órdago, DIA espera a presentar sus resultados el próximo 21 de febrero. Cinco de las doce casas de análisis que estudian sus cuentas prevén números rojos de entre 4 y 54 millones de euros. De hecho, la empresa de distribución perdería un 87% del beneficio que obtuvo en el período de 2017. Unos datos muy peligrosos y que no ayudan a salvar su futuro.

Comentarios