Buscar
Usuario

Noticias

Una inmobiliaria sella un piso 'okupado' y deja tres menores dentro en Barcelona

Los chicos estuvieron once horas sin poder salir. Al final, la familia ha tenido un final feliz.

Son una familia viviendo en un piso ocupado de Barcelona y acaban de vivir una situación que jamás hubieran imaginado. La madre se fue a trabajar temprano y sus hijos, de 16, 12 y 5 años, se quedaron durmiendo. Viven en un piso ocupado, dicen que no pueden pagar un alquiler. El hijo mayor quiso bajar a comprar, y se encontró que les habían encerrado dentro con una puerta metálica. ¿Qué ha pasado? El piso era del Banco Sabadell, que lo vendió hace unos meses a un fondo de inversión. La inmobiliaria que lo gestiona, Solvia, fue alertada por los vecinos.

De golpe y porrazo, estaban en un piso 'okupado' y nadie se lo había dicho. Dicen que entonces llamaron al timbre varias veces, y que no abrió nadie. Por ello tapiaron la puerta. Y los niños aseguran que dormían y que no escucharon nada. El hijo mayor se hacía cargo todo el día de los pequeños. Pues ya tenemos lío.

'Okupas' tapidos

Los niños estuvieron casi 11 horas encerrados. Llamaron a la madre, pero ella no se atrevió a avisar a la policía por si se hacía efectivo el desahucio tras haber accedido ilegalmente a la vivienda y tampoco se atrevió a marcharse del trabajo. Al final, la asociación de vecinos avisó a los bomberos, que abrieron la puerta a las 9 de la noche. ¡Por fin!

Tes menores atrapados en un piso 'okupa' "Tes menores atrapados en un piso 'okupa'"

Esto sucedió en Ciudad Meridiana, un barrio muy castigado por los desahucios hoy en día. Hay muchos pisos que son propiedad de los bancos, muchos pisos okupados y muchas puertas tapiadas. Pero lo que pasó el viernes, el hecho de que unos niños se quedaran encerrados dentro de casa, jamás se había visto en el barrio, según denuncian los vecinos. Filiberto Bravo, de la Asociación Vecinos Ciudad Meridiana, afirma que presentarán una denuncia a la Fiscalía de Menores.

La madre, enfadada, habla sobre este gran error: "No me quiero imaginar, podría haber pasado algo peor. Imagínate que hay una fuga de gas ... ¿Qué habrían hecho mis hijos dentro? Son tres menores de edad. ¿Qué habrían hecho?", confiesa. Pese a todo, también se mostró orgullosa de la actitud de sus pequeños: "Le doy gracias a mi hijo mayor, fue como un héroe para sus hermanos, porque estaba pendiente de ellos y hablando conmigo a la vez".

"Es un secuestro y es un intento de homicidio muy grave, porque si hubiera pasado algo no sé cómo se habría podido solucionar", continúa la madre, afectada por los hechos, que ahora estudia adoptar medidas legales.

Con final feliz

De momento, madre e hijos se podrán quedar en el piso pagando un alquiler social. Es lo que ha conseguido el Ayuntamiento de Barcelona tras mediar con la inmobiliaria Solvia. La presión tras unos hechos que podían llegar a ser denunciados ha ayudado a resolver este caso de la mejor de las maneras para todos. Ya no habrá angustia, ni miedo, ni quebraderos de cabeza.

Artículos recomendados

Comentarios