Buscar
Usuario

Noticias

Un influencer enfrenta cárcel por grabarse entregando comida rellena de jabón a indigentes

Su vídeo ha causado una gran ola de indignación en redes sociales en lo que ha despertado una investigación judicial.

Un influencer enfrenta cárcel por grabarse entregando comida rellena de jabón a indigentes Un influencer enfrenta cárcel por grabarse entregando comida rellena de jabón a indigentes

Un conocido influencer conocido con el nombre de Jay Tommy se encuentra investigado por la justicia colombiana por entregar supuestos bombones de helado de chocolate a indigentes que, en realidad, estaban rellenos de jabón.

Los hechos se produjeron en la localidad de Cartagena (Colombia). El acusado grabó los hechos, que consideró como un contenido de burla y donde se muestra constantemente humillando a sus víctimas, personas indigentes, lo que representa un claro caso de aporofobia, desprecio a personas carentes de recursos.

El acusado cubría el jabón con chocolate para engañar a sus víctimas "El acusado cubría el jabón con chocolate para engañar a sus víctimas"

El youtuber, realmente llamado Milton Andrés Domínguez Anaya, dio las los helados y difundió los vídeos creyendo que iba a representar un vídeo de gran repercusión. Sin embargo, la 'broma' se volvió en su contra: las redes sociales se llenaron de críticas y la Fiscalía colombiana actuó de oficio al apreciar un delito de "afectación a grupos sociales de especial protección", algo que el Código Penal del país latinoamericano contempla con penas de cárcel de hasta 11 años de prisión.

Su versión

Tras el revuelo que generó la broma, el youtuber se limitó a escribir en su canal de Youtube que nunca quiso hacerle daño a nadie, mientras que el abogado señaló que estaba arrepentido por las acciones que había cometido.

"Sus acciones han estado enmarcadas en la intencionalidad humorística y, de ninguna manera, ha querido afectar a ninguna persona", ha declarado. Su representante legal ha añadido que existe una estrecha línea entre lo que se puede percibir como broma y aquello que se entiende como una acción que atenta contra la dignidad de las personas.

Además, el acusado se pronunció en sus historias de Instagram: "Al momento que estas personas probaron el producto, les dijimos que era una broma y lo tomaron de manera jocosa. A algunas de ellas las ayudamos de manera monetaria".

Mientras tanto, la cuenta de Jay Tommy en Instagram se mantiene privada y la de Twitter suspendida desde hace unos días ante los comentarios que ha recibido durante la última semana como consecuencia de la ola de indignación que ha despertado a lo largo de toda Colombia.

Artículos recomendados

Comentarios