Le indemnizan con un millón de dólares por prohibirle ir al baño cinco años atrás

Le indemnizan con un millón de dólares por prohibirle ir al baño cinco años atrás

La maestra le obligó a orinar en un cubo con tal de no salir en medio de su clase

Vida Adrián Parrondo Adrián Parrondo 27 Enero 2017 15:00

Gonja Wolf es profesora de secundaria en el centro Patrick Henry High School con mucho carácter. Tanto, que un fatídico día de 2014 prohibió a una alumna usar el servicio hasta que terminase sus clases... y hoy paga las consecuencias.

Jamás le pidas a Gonja Wolf "Jamás le pidas a Gonja Wolf "salir un momentito al servicio""

Lo cierto es que Wolf se "pasó de rosca". La niña se vio obligada a hacer sus necesidades en un cubo y como consecuencia de dicha experiencia, comenzó a ser víctima de acoso escolar. "Fue un lapsus de juicio, creyó que era una buena idea", ha asegurado Katheryn Martin, la abogada del distrito escolar de San Diego. Un error de juicio, sin dudarlo... pero que una profesora obligue a una niña a orinar en un cubo con el único fin de que no se puede salir al baño en medio de una clase... ¿De verdad era necesario?

what

"Algo así nunca debería haberle pasado a una chica de 14 años que acaba de entrar al instituto", ha asegurado Brian Watkins, el abogado de la estudiante. La alumna se vio obligada a cambiarse de colegio hasta en dos ocasiones y aún precisa de asistencia psicológica como consecuencia del trama sufrido: llegó a caer en depresión y tratar de suicidarse.

Mientras tanto, el colegio y la profesora Gonja Wolf, pueden comenzar a ahorrar. 1,25 millones de dólares, en concreto. Bueno, a esa cifra hay que sumarle, además, otros 41.000 dólares en concepto de gastos médicos.

Lo que sí sabremos es que la maestra tendrá tiempo de sobra. Tras el escándalo, el colegio la expulsó y no la volvió a admitir en sus instalaciones. El centro ha aprovechado la celebración del juicio para pedir disculpas a la madre y a la hija; y para aclarar que, durante las clases, las salidas al baño están permitidas. A ver qué profesor se atreve ahora a asegurar lo contrario.

Comentarios