Imputan al youtuber que ofreció galletas con dentífrico a un indigente

Imputan al youtuber que ofreció galletas con dentífrico a un indigente

El youtuber ha sido citado como investigado por un delito de trato degradante a una persona en riesgo de exclusión tras la denuncia de la Guardia Urbana de Barcelona

Noticias Adrián Parrondo Adrián Parrondo 13 Febrero 2017 18:23

El youtuber Reset, que ofreció galletas rellenas de dentífrico a un indigente, tendrá que declarar como investigado por un presunto delito de trato degradante, por menosprecio a la dignidad y la integridad moral de una persona en riesgo de exclusión, con el agravante de difusión.

La víctima aseguró que el youtuber no le había advertido del contenido de las galletas

La imputación llega tras la negativa del joven a declarar en sede policial y tras la denuncia de la Guardia Urbana de Barcelona, que vio un posible carácter delictivo en el vídeo. Reset ofrecía en él unas galletas rellenas previamente con pasta dentrífica a un indigente al que, siquiera, avisó del contenido. "Eso le ayudará a limpiarse los dientes", aseguró mientras se jactaba de lo que había hecho.

Los agentes de policía acudieron a entrevistarse con la víctima, que aseguró que en ningún momento el joven le comentó de qué había rellenado las galletas, y le ofrecieron la posibilidad de interponer una denuncia, así como avisar a los sevicios sociales y de inserción laboral que le brindasen una salida a su situación.

"Fue mi culpa, lo siento mucho", llegó a asegurar el joven Reset, que cuenta con hasta 1.000 seguidores en Youtube. Achaca su comportamiento a su inmadurez, aunque tardó cinco días en pedir perdón, ya que antes defendía que su comportamiento era normal. El vídeo de la polémica, bajo estas líneas, comienza a partir del minuto 2:45.

Envuelto en la polémica

Algunos de los vídeos de este usuario de Youtube estremecen. En uno de ellos, titulado "jugando con mis gatos", se dedica a realizar todo tipo de tropelías contra los animales, como hacer que se golpeen contra una lona de plástico que previamente había colocado en la puerta; electrocutarles, lanzarles materia fecal o introducir zumo de limón en sus bocas para que vomitasen. Precisamente hay una petición en la plataforma Change.org que solicita que el usuario de Youtube termine con estas prácticas.

El delito de maltrato a animales domésticos, en este caso, conlleva penas de hasta un año de prisión. Mientras tanto, ReSet no será investigado por ello. El próximo lunes 13 de marzo tendrá que rendir cuentas con la Justicia por su vídeo al indigente. Una "broma" que le puede costar muy cara.

Comentarios