El huracán Irma, explicado

El huracán Irma, explicado

El huracán Irma está arrasando las islas del Caribe y se dirige a Florida, estas son las razones por las que este huracán es devastador.

Ciencia Sara Menéndez Espina Sara Menéndez Espina 07 Septiembre 2017 11:55

Estos días Texas y Houston sufrían las devastadoras consecuencias del Huracán Harvey, pero ahora ha llegado Irma ha hacer lo mismo en la zona del Pacífico. Es de categoría 5 en la escala Saffir-Simpson, el nivel más alto. Se ha originado en África y ya ha pasado por islas como Antigua y Barbuda, San Martín, Bartolomé y Puerto Rico, mientras que en Haití y República Dominicana están preparándose para lo peor, y también pasará por Cuba y Florida. Para hacernos una idea de las consecuencias, el huracán Irma es más fuerte que el Katrina, y en verdad, es raro que una tormenta generada en el Atlántico, como esta, alcance tales niveles, ¿por qué ha ocurrido entonces?

Julian Heming, uno de los expertos en meteorología del Servicio Meteorológico Nacional de Reino Unido, comentaba a BBC las condiciones que han favorecido que el huracán Irma tenga el alcance y fuerza como para convertirse en el huracán más peligroso formado en el Atlántico, superando ya al huracán Allen, que en 1980 alcanzó los 300 km/h. Además, es el huracán más fuerte que ha azotado la zona del Caribe y Florida hasta la fecha. Está rompiendo récords y destrozando todo a su paso.

El huracán Irma tiene el tamaño de Francia "El huracán Irma tiene el tamaño de Francia"

¿Cómo se ha formado Irma y por qué es tan fuerte?

Un huracán se forma a partir de tormentas eléctricas. Se forman en aguas cálidas porque éstas favorecen la evaporación del agua, que al ascender se condensa, generando nubes y lluvias. Pero con el calor y la humedad de esas zonas, esas tormentas se alimentan con la temperatura, y puede ganar más fuerza. Un factor que ha favorecido el desarrollo de Irma es que el Océano Atlántico tiene unas temperaturas de entre 1 y 1.5 grados más altas que lo que se esperaría en esta época del año.

La cizalladura o cortante del viento es otro factor que juega un papel importante en las tormentas, y hace referencia a que el viento cambia de dirección en diferentes puntos de la atmósfera. Según explican diversos expertos, una cizalladura alta ayuda a frenar estos fenómenos, sin embargo, aquí es baja, por lo que el viento puede moverse con mucha facilidad hacia diferentes lados, expandiendo la fuerza del huracán.

Las aguas cálidas favorecen la creación de huracanes, pero este ha pasado los límites "Las aguas cálidas favorecen la creación de huracanes, pero este ha pasado los límites"

No se ha encontrado aún con elementos que lo puedan frenar. Por un lado, el huracán se mueve muy rápido, y eso dificulta que las zonas de agua más templadas puedan restar calor al mismo y disminuir su fuerza. Por otro lado, no hay elementos que resten humedad. normalmente, en el Atlántico hay nubes de polvo que provienen del desierto del Sahara, que podrían "secar" el huracán, pero no está ocurriendo.

También ocurre que los huracanes, al ir acercándose más a la tierra, pierden fuerza (o al menos es lo que se espera, pero Harvey fue haciéndose más fuerte) al dejar de recibir aire húmedo, y siendo éste más seco. Pero aquí se topa con pequeñas islas que no tienen la extensión suficiente para frenarlo porque son zonas de gran humedad.

Además, el punto de origen es cercano a las Islas del Cabo Verde, en el Atlántico Ecuatorial. Es una zona en la que las tormentas tienen que recorrer mucho trayecto en el mar hasta que alcanzan la tierra, entonces se sobrecargan y se hacen más grandes. Por eso el huracán lleva más de una semana existiendo.

Por tanto, esta serie de factores están evitando que el Huracán disminuya, que ya ha alcanzado un diámetro del tamaño de Francia.

Los devastadores efectos del huracán Irma

Respecto al huracán Harvey, la mayoría de expertos en meteorología se ponían de acuerdo en que el cambio climático había favorecido que éste tuviera una mayor intensidad y que sus consecuencias fueran tan devastadoras. Respecto a Irma, se está investigando para determinar si es así, aunque muchos ya han llegado a la misma conclusión que con Harvey: aunque no remarcan que no causa el origen de los huracanes, sí los hace más dañinos porque éstos se alimentan del calor de los océanos, y estos sí que están más calientes que antes.

Catalogado por el Centro Nacional de Huracanes de Florida como "extremadamente peligroso", Ha alcanzado los 295 kilómetros por hora. Por el momento, Irma ha dejado ya 11 muertos: nueve personas en San Martín y Bartolomé, una en Barbuda y otra en Puerto Rico. En Barbuda, donde la población no alcanza los 2.000 habitantes, ha destrozado 9 de cada 10 casas. En las islas por las que ha pasado ha dejado a la gente sin casa, sin electricidad ni agua. En San Martín ha destrozado la estación de bomberos, e incluso el Aeropuerto Internacional Princesa Juliana, de San Martín, el tercero más grande de las islas del caribe, ha sido arrasado.

Haití y República Dominicana, que comparten la isla de La Española se encuentra en alerta roja. La región de Haití, la más pobre del Pacífico, aún se está recuperando del terremoto de 2010 y del huracán Matthew.

Comentarios