Buscar
Usuario

Noticias

Liberan a un hombre tras 46 años en la cárcel por un delito de violación que no cometió

La víctima reconoció durante una rueda de reconocimiento que su violador era un hombre más alto y tenía la voz más áspera.

Un hombre estadounidense ha dormido durante 46 años en la cárcel acusado de un delito de violación que nunca llegó a cometer. Así lo ha resuelto un juez tras casi cinco décadas de privación de la libertad a Wilbert Jones, ahora con 65 años, según informa The Independent.

Los hechos ocurrieron en Baton Rouge (Luisiana, EEUU) en 1971. Una enfermera fue secuestrada a punta de pistola en un hospital de la ciudad y violada posteriormente detrás de un edificio por un hombre en la noche del 2 de octubre de dicho año.

Tras estos hechos, Jones, un hombre negro que entonces tenía 19 años, fue detenido y acusado de cometer estos actos delictivos. En 1974 se celebró un juicio que lo condenó a cadena perpetua sin posibilidad salir bajo fianza o disponer de algún tipo de libertad condicional.

Casi medio siglo después, el juez Richard Anderson le ha fijado una fianza de solo 2.000 dólares tras comprobar que las acusaciones contra Jones eran "débiles". Se ha llegado a conocer que las autoridades ocultaron pruebas que podrían haber exculpado a este hombre al que le han robado casi toda una vida.

Un testimonio dudoso

Wilbert Jones ha sido liberado tras haber pasado 46 años en prisión al haber sido acusado de un delito de violación cuando tenía 19 años que nunca cometió "Wilbert Jones ha sido liberado tras haber pasado 46 años en prisión al haber sido acusado de un delito de violación cuando tenía 19 años que nunca cometió"

La enfermera que fue víctima de la violación señaló a Jones durante una rueda de reconocimiento. Sin embargo, indicó a los agentes que el hombre que la había ultrajado "era más alto y tenía la voz áspera". Estos argumentos no cambiaron el destino que le depararía a este ciudadano estadounidense. La justicia hizo caso omiso a las palabras de la mujer ya fallecida en 2008 y envió a prisión a su supuesto violador.

La defensa del acusado aseguró que la descripción facilitada por la enfermera coincidía con otro hombre que había sido arrestado por otro caso de violación 27 días después de aquel fatídico 2 de octubre. Este otro presunto violador también fue sospechoso de haber abusado sexualmente de otra mujer en 1973. Pese a estos hechos y a las acusaciones, en dicha ocasión solo fue condenado por robo a mano armada.

Los letrados que defienden a Jones aseguraron que el Estado llegó a ocultar información que podría haber resultado clave para la excarcelación y la declaración de inocencia. La Fiscalía ha respondido a estas acusaciones asegurando que no están en la obligación de informar de cada violación o secuestro "ocurrido entre 1971 y 1974 en Baton Rouge". De haber estado obligados a ello, la vida de una persona podría haber cambiado y no tendría que haber estado privado de libertad durante 46 años.

Wilbert Jones tras salir de la cárcel bajo fianza de 2.000 dólares "Wilbert Jones tras salir de la cárcel bajo fianza de 2.000 dólares"

El director de la cárcel en la que vivió Jones, Timothy Hooper, declaró a favor del recién excarcelado. "Era un preso modelo", aseguró. "La comunidad ha cambiado muchísimo desde que lo encerraron", señaló Hooper. 

Pese a las casi cinco décadas de injusticia que se han cometido contra Jones, la verdad por fin ha salido a la luz. Sin embargo, nada hará cambiar la historia y la vida para él nunca volverá a ser igual. Tal es así que cuando el juez confirmó la sentencia de liberación bajo fianza, el acusado, o mejor dicho, la segunda víctima, apenas se inmutó ni mostró ningún tipo de reacción delante de los jueces. Su familia sí se emocionó y se produjeron varios abrazos entre ellos. Al fin, aunque tarde, se ha hecho justicia.

Artículos recomendados

Comentarios