Un hombre viola a su perro en Mallorca y muere por una infección en el pene

Un hombre viola a su perro en Mallorca y muere por una infección en el pene

Un hombre abusa sexualmente de su perro y termina muriendo de una infección bacteriana en el pena.

Noticias Mario Cerdeño Mario Cerdeño 30 Noviembre 2018 18:39

Los perros que sufren abusos sexuales por parte de sus dueños (sí, de sus dueños) también sufren secuelas como "cualquier mujer y hombre", según expresa Marta Gallego, una veterinaria española, a El Mundo. Porque los animales experimentan el mismo dolor que los seres humanos.

Este es el caso del perro Wolfi, cuyo dueño abusaba de él, y que fue rescatado por la veterinaria tras la muerte de su propietario. En los primeros días en Mallorca, ella creía que solamente cuidaba a un perro en orfandad, pero pronto descubrió algo más terrible debido a su conducta agresiva y defensiva: había sido víctima de abusos sexuales. "No dejaba que te acercaras a su parte trasera. Aún hoy no le puedes lavar, ni cortar las uñas ni cepillar sin haberlo sedado antes, porque se pone muy agresivo", explicaba la cuidadora a El Mundo.

Un dueño violador

La veterinaria y Wolfi "La veterinaria y Wolfi"

Su dueño, quizás debido al karma, falleció por una infección bacteriana en sus geniales, seguramente contraída en uno de esos abusos sexuales a Wolfi. Esto pasó hace más de un año y medio y, según relata la veterinaria, el perro todavía arrastra secuelas. "El trauma es tan grande que aún no está apto para la adopción", afirma Marga.

Marga, con más de 20 años de experiencia en el rescate y rehabilitación de animales, asegura que la zoofilia existe. De hecho, en Dinamarca, era legal tenerlos en los burdeles, hace poco, para el uso y disfrute de los clientes que allí llegaban de todo el mundo. "Esos animales abusados sufren igual que una mujer o un hombre", afirma la veterinaria.

Graves secuelas psicológicas

Los perros sufren abusos sexuales "Los perros sufren abusos sexuales"

"Recuerdo una noche, un hombre pagó para acostarse con todas las chicas de la casa. Cuando se cansó de nosotras, se enteró de que el chófer tenía un perrito y lo pidió para tener sexo. Nos negamos y conseguimos que no abusara de él. Al final se conformó con que el perro estuviera presente mientras se seguía acostando con nosotras", relata Elena, ex prostituta, al periódico El Español.

El abuso sexual a los perros es algo más habitual de lo que parece, ya que se dan muchas prácticas zoofílicas que conllevan graves lesiones físicas en el animal. "Hay veces que hay que intervenir quirúrgicamente los desgarros, pero el tratamiento es sobre todo emocional. Puede que no se lleguen a recuperar nunca de las secuelas psicológicas. Algunos llegan a morir por estrés", explicó la veterinaria.

En este tipo de abusos se ejerce un nivel de dominación y violencia terribles lo que lleva a provocarles "mucha ansiedad a nivel emocional" ya que mucha gente "no entiende que sienten y padecen igual que los humanos", asevera la cuidadora.

Legalmente desprotegidos

Desprotegidos legalmente "Desprotegidos legalmente"

En lo legal "los animales están bastante desprotegidos. El Código Penal castiga la explotación sexual de animales, pero el problema es demostrarla. Si no hay lesiones importantes y tampoco pruebas, como grabación de video, es casi imposible demostrarlo en un juicio", explica Francisco Capacete, el abogado especialista-

Este tipo de abusos hacia los animales es más habitual de lo que pensamos y por eso "hay que contarlo, informar de que esto existe. Vivimos en una sociedad que tiene lugares de depravación y miseria moral y no podemos mirar hacia otro lado", concluye el abogado.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados