Patea a su novia embarazada hasta matar al bebé: "Quería acabar con el niño, no con ella"

Patea a su novia embarazada hasta matar al bebé: "Quería acabar con el niño, no con ella"

Comienza el juicio a Christopher Ammons Kemp tras golpear y matar al pequeño que estaba gestando su novia.

Noticias Mario Cerdeño Mario Cerdeño 21 Julio 2018 18:40

"No quería lastimarla, sólo al bebé", le comentaba semejante monstruo a un amigo en Facebook cuando le relataba el crimen que había cometido. Este individuo se llama Christopher Ammons Kemp, de 31 años, un asesino y una verdadera bestia que se llevó por delante la vida del bebé que llevaba en su interior su ex novia.

Este terrible asesinato ocurrió el 16 de marzo de 2016 en la localidad de Birmingham, Alabama, cuando Christopher atacó de una manera salvaje y bestial a Jessica Jackson, su novia, que se encontraba en la semana 37 de gestación. Kemp, con nocturnidad y alevosía, atacó de una manera directa a Jessica: la propinó violentas patadas y la ahorcó hasta dejarla inconsciente. Ella sobrevivió de milagro, pero el bebé murió víctima de la paliza.

Los equipos de urgencia intentaron desesperadamente salvar a Jessica y al bebé que llevaba en su interior. Les fue imposible. Jessica, en condición crítica, salvó la vida de milagro mientras su bebé nunca pudo nacer.

Imagen actual de Christopher Ammons Kemp "Imagen actual de Christopher Ammons Kemp"

El asesino se enfrenta a la pena capital por este atroz asesinato

El juicio sobre este brutal asesinato ha comenzado en EE.UU. donde Christopher Ammons Kemp se enfrenta a la más que posible pena capital por el asesinato del bebé del que iba a ser padre. "Despechado que sintió que lo estaban desplazando", afirmaba Neal Zarzour, el fiscal del distrito.

El abogado de Kemp escuda a su representado diciendo que aun siendo "responsable de su conducta" no fue un ataque premeditado y que estaba bajo los efectos del Xanax durante el ataque y el posterior mensaje en Facebook ya que "no es un reflejo de lo que quiso decir".

La relación entre Kemp y Jackson empezó en sus años de estudiante, sin embargo, duraron poco. Unos años después, en 2014, se reencontraron y empezaron a vivir juntos con la hija de Christopher, pero nunca llegó a cuajar la relación; de hecho, fue tormentosa donde hubo varios episodios de desencuentros y reconciliaciones. En 2015, en una de esas reconciliaciones, se quedó embarazada.

Imagen de 2016 de Kemp cuando fue detenido "Imagen de 2016 de Kemp cuando fue detenido"

Una paliza salvaje y brutal que se llevó la vida del bebé

Sin embargo, después de quedarse embarazada las cosas fueron a peor hasta tal punto que la relación se convirtió en un infierno. La violencia de Kemp tomó protagonismo. El episodio final fue cuando ella se negó a mantener relaciones sexuales con él cuando estaba embarazada; entonces, él decidió abandonar el domicilio familiar, según fuentes estadounidenses. En ese momento, Jessica, decidió cortar todo el contacto con Christopher y solo mantenía relación con él a través de emails.

Ahora, el capítulo más grave se dio días antes en el baby shower que organizó Jessica de cometer el terrible asesinato. Kemp, incapaz de aceptar otra paternidad, se presentó de forma violenta y amenazante en su casa. La chica decidió entonces mudarse para huir de él.

El trágico desenlace se produjo siete días después de ese hecho cuando Christopher la esperó escondido en el garaje de casa, donde la noqueó y la empezó a dar la violenta y salvaje paliza que acabaría con la vida de su bebé.

Comentarios