Así nos gustaría que fueran las 2 películas que le quedan a Tarantino

Así nos gustaría que fueran las 2 películas que le quedan a Tarantino

El tiempo se agota y tristemente cada vez queda menos para que Tarantino se jubile. ¡Desde Los Replicantes le damos cinco ideas para acabar bien!

Cine Carlos de Antonio Carlos de Antonio 21 Julio 2016 10:47

No hay quien le convenza, Quentin Tarantino sigue erre que erre con dejar el cine cuando termine de dirigir su décima película. La semana pasada volvió a dejarlo claro en el Festival de Jerusalén, que hacía un homenaje a su carrera, donde dijo a la prensa: "Estoy pensando en parar con diez películas". No más orejas cortadas, salmos de Ezequiel, esvásticas en la frente o katanas Hanzo. Contando 'Kill Bill' como una única película, a Tarantino le quedan solo dos largos por hacer.

Pero no os volváis locos, porque en la misma frase todavía dejaba un rayo de esperanza para sus fans: "... aunque quizás a los 75 años decida que puede que tenga otra historia que contar". Esta sentencia puede tratarse de la pura realidad o un burdo órdago porque, citando a Jackie Brown, "la sorpresa es la clave del éxito".

Sea como fuere -y obviando el hecho de que previsiblemente las dos cintas que restan serán otro western y el cierre de la saga de Uma Thurman- en Los Replicantes nos sentimos con la libertad necesaria para hacerle llegar a Tarantino los requisitos que creemos que deberían tener sus dos últimas películas. Parafraseando a Hans Landa: esta es nuestra obra maestra.

Las próximas películas de Tarantino

1 Más Jackies Browns

Tarantino necesita volver a congraciarse con el género femenino tras el revuelo causado en la última gran polémica en la que se vio envuelto, aquella en la que la agencia de casting contratada para su siguiente proyecto publicó lo siguiente en su Facebook: "Casting de putas para un proyecto de Tarantino. Mujer caucásica no sindicada y entre 18-35 años. Western que se rodará entre el 21 y el 25 de junio en Los Ángeles. Cejas, pelo y pecho natural. Talla entre 2 y 8 americana. Por favor, envía foto incluyendo tus medidas".

Controversias aparte, echamos de menos sus personajes femeninos cargados de frescura y sugestión como núcleos absolutos de su cine.  De la mente del director nacieron protagonistas ya míticas del celuloide como La Novia/Beatrix Kiddo de 'Kill Bill' o Jackie Brown, de la infravalorada cinta homónima. Una dinámica que recientemente ha ido dejándose atrás, aunque Jennifer Jason Leigh realizase una gran interpretación en 'Los odiosos ocho'.

Quién sabe, a lo mejor podría contar con una vieja amiga como Salma Hayek, que hace dos años mostró sus dotes aniquiladoras con el estreno de 'Everly', un thriller de mafiosos lleno de acción desbordante dirigido por Joe Lynch que recordaba al estilo gore de Quentin, aunque disponiendo de menos talento y, por consiguiente, menos éxito en taquilla y crítica. Lo reconocemos: se nos haría la boca agua si de alguna forma se produjera el reencuentro cinematográfico de 'Antes del amanecer'.

2 Los odiosos extranjeros

Una de las señas de identidad del cineasta de Knoxville es la especialización en historias ambientadas en las profundidades de Estados Unidos, ya sea en la actualidad o en los primeros compases de la nación. Incluso cuando ha saltado a tramas ambientadas en otros países como 'Malditos bastardos' o 'Kill Bill: Vol. 1' lo ha hecho en su mayor parte a través del prisma yanqui.

Hitler por Tarantino

Despedirse con una gran producción internacional sería el perfecto canto de cisne, disfrutando de intérpretes de todas partes del globo. Algo que podría haber sucedido ya si se hubiera dado luz verde a su adaptación de 'Berlin Game, 'Mexico Set' y 'London Match', una trilogía de espías británica para la que Tarantino tenía muchos planes. La acción de los libros escritos por Len Deighton transcurre en la Guerra Fría narrando las aventuras del espía Bernard Samson.

Para ese papel Quentin consideró a los británicos Simon Pegg o Tim Roth, cosa que quedó en al aire al no concretarse el proyecto. Nosotros lamentamos la ocasión perdida, porque es irrebatible el hecho de que al realizador se le dan muy bien los europeos. Incluso él mismo ha reconocido que el mejor personaje que ha escrito jamás es Landa, el nazi de 'Malditos bastardos' interpretado de manera magistral por Christoph Waltz.

3 Remake desencadenado

Aunque echó mano del nombre de Django para su penúltima producción, esta no se consideró como un remake ya que poco o nada tenía que ver con el clásico de Sergio Corbucci y los subproductos que vinieran después. Otra de las incógnitas en torno a Tarantino es: sabiendo su amor por el cine y las películas clásicas y de serie B, ¿por qué no se ha atrevido a hacer ningún remake?

La idea ya deambulaba por su cabeza hace poco menos de una década, cuando expresó su deseo de llevar a cabo la versión norteamericana de la saga 'Millennium'. Como todos sabéis, finalmente el gato al agua se lo llevó David Fincher. Sony anunció el año pasado que relanzarían la trilogía sin el director ni sus actores, Daniel Craig y Rooney Mara. Quién sabe, a lo mejor este es su momento.

No se puede cerrar este apartado sin poneros antes los minutos de gloria que Tarantino tuvo en el drama romántico 'Duerme conmigo'. Allí el director impartió una cátedra sin ningún tipo de freno de lo que él considera "una obra maestra gay": 'Top Gun'. ¿Somos los únicos en querer que haga una reconstrucción de la trama como una screwball comedy?

4 Músicos bastardos

Tarantino, amante de la música

Todos los conocedores de su pasión melómana se lo preguntan: ¿cómo es posible que Tarantino no haya realizado ningún biopic sobre músicos? Puede ser que hasta el momento no haya encontrado la historia idónea con todos los ingredientes necesarios para ratificar su sello de denominación de origen. Por mucho que digan muchos de sus compañeros directores (míticas rajadas las de Jean-Luc Godard y Harmony Korine entre otros), no es tarea fácil dar con la tecla que desencadene diálogos brillantes.

Pero no te preocupes, Quentin. Aquí te dejamos una idea con la que por fin podrás unir las dos cosas que más te gustan: la música y la violencia. Corría el año 1988 cuando James Brown irrumpió en un congreso de seguros pistola en ristre, acusando a uno de los asistentes de haber utilizado los baños privados del edificio propiedad de Brown. A esta escena propia de un western se le unió la posterior persecución espectacular, terminando El Padrino del Soul entre rejas tras intentar agredir a los dos policías que le perseguían. Fue condenado a seis años de prisión en Carolina del Sur por exceso de velocidad, consumo de drogas, asalto y desobediencia de una orden policial. Casi nada. Finalmente, salió en libertad en 1991 gritando 'I feel good', el título de su canción más conocida.

Decidme la verdad, ¿no veis a Samuel L. Jackson cantando 'Living in America' mientras desata el caos en el llamado 'estado de las palmeras'?  Evidentemente, el agente de seguros causante de todo el circo sería Tim Roth, que para algo es su especialidad. Que nos digan donde hay que firmar para que Tarantino narre los éxitos y las miserias de James Brown, que lo hacemos ipso facto. Recordemos que con anterioridad ya se vinculó su nombre con el de Jimi Hendrix, ya que corrió un rumor en 2006 de que el director narraría su vida. Lástima que el propio Tarantino desmintiese la noticia, porque también hay mucho material con el que trabajar con el guitarrista.

5 Reservoir Kids

¿Vais a ladrar todo el día, perritos, o vais a morder?

La última zona que le queda al director por explorar es la de trabajar con y para niños. Es difícil compaginar tanto tiroteo y sangre falsa con la infancia, es cierto, pero sería realmente interesante conocer el enfoque de Tarantino sobre una etapa tan difícil. Si su admirado Martin Scorsese pudo remangarse y firmar una obra tan especial como 'La invención de Hugo', ¿por qué no iba a poder hacerlo él?

Una vez más, él extrabajador de videoclub se ha adelantado a nuestros comentarios y ha hablado sobre el tema en una entrevista promocional para 'The Late Late Show' de la CBS: "Todavía no he encontrado una buena historia para niños, pero estoy muy interesado. Me gusta que el público de mis películas esté loco de ganas por verlas, y los niños son así si les gusta una primera película". Sería una empresa difícil, como dejó claro con una aguda observación: "Lo más complicado de la película sería convencer a los padres de que llevaran a sus hijos a verla".

Aunque nos hayan quedado muy coquetas, dudamos de que Quentin haga caso a nuestras observaciones. Y vosotros, ¿qué esperáis de sus últimas dos películas? "¿Vais a ladrar todo el día, perritos, o vais a morder?"

Comentarios