El grupo neonazi Hogar Social ya es un partido político y quiere ir a elecciones

El grupo neonazi Hogar Social ya es un partido político y quiere ir a elecciones

La portavoz del grupo ultra, Melisa Rodríguez, será la presidenta del nuevo partido.

El grupo neonazi Hogar Social ya es un partido político después de solicitar su registro ante el Ministerio de Interior. En sus estatutos se establece como un partido de ámbito nacional con opciones de establecer "delegaciones territoriales" de ámbito municipal, provicional o autonómico. 

La presidenta de la nueva formación política será Melisa Rodríguez, que ha declarado para El Diario que su intención es "concurrir a una de las elecciones de este año", sin concretar a cuál de ellas. Rodríguez ha ejercido como portavoz del grupo ultra desde su nacimiento, según la información que consta en el Registro de Partidos Políticos. 

El grupo de ultraderecha surgió en Madrid, donde se empezó a movilizar y a ganar relevancia estatal. Desde sus comienzos en 2014, la formación ha conseguido adeptos en otras latitudes del país. Uno de los epicentros de esa expansión fue Granada, ciudad en la que se encontrará la sede del partido. 

Melissa Rodríguez será la presidenta del nuevo partido político "Melissa Rodríguez será la presidenta del nuevo partido político"

Los ultras de la polémica

Hogar Social se hizo famoso por ocupar edificios deshabitados en Madrid para ofrecer servicios básicos a personas con necesidades económicas, únicamente de origen español. En este sentido, no permitían que personas extranjeras pudieran acudir a su banco de alimentos, por ejemplo. Con está polémica la formación consiguió popularidad en los medios de comunicación, y su mensaje provocó la reacción de otros movimientos sociales en Madrid, y el resto de España. 

Tras los atentados de Cataluña en agosto de 2017, el grupo ultra protagonizó actos violentos en Madrid y Granada. Como consecuencia, el colectivo recibió denuncias de la Red Española de Inmigración. Entre otros actos, en Madrid, tiraron bengalas al edificio de una de las mezquitas más emblemáticas de la ciudad, por lo que la Fiscalía le atribuyó un delito de odio y 11 de sus miembros fueron imputados. Finalmente, solo se investigó a Melissa Rodríguez por haber justificado el ataque. 

Además, junto a otros partidos de ultraderecha como Falange y España 2000, Hogar Social también apoyó la movilización de Colón contra el diálogo entre el Gobierno de España y el Govern catalán. 

La formación ha publicado un comunicado oficial en el que señala que su intención era anunciar su salto a la política antes de que la noticia fuera publicada en los medios, y termina por denunciar una "filtración periodística". 

Comentarios