Buscar
Usuario

Política

El Gobierno de Madrid se apoya en Belén Esteban para defender que el aeropuerto es fuente de brotes

Ignacio Aguado señala al aeropuerto de Barajas como principal fuente de contagios... aunque solo representa un 0,3% según los datos de la Comunidad.

El Gobierno de Madrid se apoya en Belén Esteban para defender que el aeropuerto es fuente de brotes

El Gobierno de la Comunidad de Madrid, que avala la concentración de 5.000 taurinos en una plaza de toros con los datos disparados, sostiene en público que el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas se ha convertido en uno de los principales focos de brotes. Algo que no cuadra con los datos del propio Ejecutivo regional: solo representan el 0,3%, es decir, 135 casos importados frente a los 42.389 positivos que comunicó entre el 11 de mayo y el 23 de agosto.

Lejos de atender a esta circunstancia, el Gobierno de Ayuso mantiene esta batalla contra el Gobierno central, sobre todo para desviar el foco de las aglomeraciones que diariamente registra el Metro de Madrid, fruto del recorte progresivo en el servicio.

Ahora, el vicepresidente autonómico, Ignacio Aguado (Ciudadanos), ha salido a la palestra para sostener su teoría. ¿Ha utilizado a algún experto para sustentarla? Si Belén Esteban se considera como tal... sí.

"Alucino con las medidas de seguridad de mierda del aeropuerto. Es vergonzoso. A ver las medidas dónde están, porque yo he flipado, ¡¿vale?!", espetó la 'princesa del pueblo' ante el micrófono. A ello, Ignacio Aguado responde: "Belén Esteban tiene razón. No hace falta ser ni de izquierdas ni de derechas para darse cuenta de que las medidas de seguridad de Barajas son de 'chiste'".

Lo cierto es que el protocolo que el Gobierno central aplica en el aeropuerto madrileño se basa en el plan elaborado por la Agencia Europea de Seguridad Aérea. Consiste en entregar un formulario en el que detallan su lugar de origen y destino, además de los datos de contacto.

Además, AENA ha gastado cerca de un millón de euros en comprar cámaras térmicas para medir la temperatura de los viajeros a la llegada. Además, hay un protocolo de derivación inmediata al hospital para aquellos pasajeros que presentan fiebre y síntomas compatibles con la enfermedad.

Sin comentarios sobre las aglomeraciones en el Metro de Madrid o sobre los eventos taurinos

Mientras tanto, ni Ignacio Aguado ni la presidenta Isabel Díaz Ayuso han hecho mención a uno de los verdaderos problemas que enfrenta la Comunidad de Madrid en esta crisis sanitaria: las aglomeraciones en el Metro.

La situación en el transporte público es precaria y viene de lejos. En parte, debido a la venta de trenes a Argentina que ejecutó Ignacio González y a la retirada de otros tantos por el problema del amianto, que ha dejado graves problemas de salud en un número considerable de trabajadores del suburbano.

A pesar de que el aire de los trenes se renueva con gran frecuencia dada la apertura de puertas que se realiza en cada parada, lo cierto es que la palpable falta de distancia de seguridad y la necesidad de agarrarse a las barras representan toda una vulneración de las normas más básicas para combatir esta crisis.

Artículos recomendados

Comentarios