Buscar
Usuario

Política

Antonio Jiménez: de candidato de VOX a independentista catalán en cuestión de meses

Antonio Jiménez fue alcaldable por VOX de Alfarràs, en Lleida, y ahora asegura ser independentista.

Antonio Jiménez: de candidato de VOX a independentista catalán en cuestión de meses

Antonio Jiménez Sánchez se define abiertamente como independentista, y recientemente ha dimitido como candidato a la alcaldía de Alfarràs, en Lleida. Lo sorprendente es que cuando lo hizo, fue como miembro de VOX, partido con el que ahora está muy enfadado. Y es que Jiménez asegura que fue embaucado para ser nombrado alcalde de VOX en su pueblo, según él, "sin saber yo que están en contra de la inmigración, de los gitanos y de los presos políticos". 

Tiene 28 años y se dedica a la compra-venta de coches en este pueblo de Lleida donde vive junto a otros 3.500 habitantes. De todos ellos, "500 son gitanos", según ha explicado el propio Jiménez a El Español. Él también lo es, gitano y activista, ya que preside la asociación Acción Social Alfarràs, creada con el objetivo de "hacer cosas por el pueblo". Seguramente por este motivo, es un hombre querido y valorado por sus vecinos, tanto que fueron ellos los que le empezaron a sugerirle que se metiera en política. 

Aunque nunca antes se había presentado en unas listas electorales, Antonio Jiménez tiene una importante experiencia política que ha recibidio por acompañar durante 4 años a Esquerra en todos sus actos. En este sentido, él mismo asegura que "es independentista y hay que mirar por cataluña". El problema llegó cuando, una vez decidido a meterse en política, las únicas propuestas que recibió fueron por parte de VOX. "Yo no me acuerdo ni de cómo se llamaban. Vinieron de VOX Lleida, ocho o diez tíos. Parecían que me venían a matar", recuerda.

Desde VOX Lleida le convencieron

Antonio, en los carteles de propaganda electoral "Antonio, en los carteles de propaganda electoral"

En realidad venían a proponerle encabezar las listas de su partido en su pueblo, con la intención de hacerlo alcaldable. "Me dijeron mira Antonio, que queremos llevar un gitano en la lista, que no llevamos ninguno, que a ver si a ti te interesa...", pero ahora reconoce que "vinieron a venderme la moto. Me prometieron el oro y el moro, que me iban a ayudar con la asociación... pero todo mentira". 

Cuando Antonio quiso interesarse por su programa electoral, los de VOX Lleida le negaron que estuvieran en contra de la inmigración y del pueblo gitano, y cuando les preguntó por los presos políticos, ellos le contestaron que "no es momento ahora de hablar de eso". De este modo sus promesas convencieron a este vendedor de coches, e inmediatamente aceptó su propuesta, que terminó siendo en una leyenda: Antonio Jiménez ya era el primer alcaldable gitano de VOX de la historia. 

Antonio, de blanco, durante sun campaña como candidato de VOX "Antonio, de blanco, durante sun campaña como candidato de VOX"

Los problemas se intensificaron cuando tanto sus compañeros de Esquerra como su mujer, que se reconoce todavía más independentista que él, le preguntaron por qué se había pasado a VOX. Para Antonio, el momento más duro fue cuando su esposa le negó el voto en las elecciones. "No me ha votado, ha votado a Esquerra. Eso, para un hombre, presentarse a alcalde y que su mujer no le vote, es duro", explica él mismo. 

Sus sospechas se sucedieron durante los 15 días de camapaña, cuando empezó a sentirse engañado por sus propios compañeros de VOX. Después de reconocer que sintió que su pubelo le aplaudía "falsamente" en los mítines, Antonio se percató de que muchos de sus vecinos no estaban dispuestos a darle su voto al partido de Abascal, y así se lo hicieron saber. 

Definitivamente, dimitió

A pesar de que la alcaldía se le estaba complicando más de lo que se podría haber imaginado, Antonio obtuvo el apoyo de una buena cantidad de fieles. Él mismo reconoce que"72 gitanos votaron a VOX en Alfarrás". Un número de votos considerable, pero insuficiente para obtener representación en el Ayuntamiento. 

Mitin de VOX en Alfarràs liderado por Antonio "Mitin de VOX en Alfarràs liderado por Antonio"

El engaño llegó a su fin una vez superadas las elecciones, cuando por su propia cuenta se percató de que esos señores de VOX Lleida le habían mentido: "A mí me gusta informarme. En redes sociales y eso. Sobre todo en Facebook. Ahí empezó la gente a decirme Antonio que son fascistas, Antonio, que están contra el pueblo gitano y contra los presos".

Fue entonces cuando tomó la decisión definitiva de dimitir, y aunque a día de hoy todavía se siente engañado, Antonio lo tiene muy claro: "yo soy independentista como mi mujer y miro por el pueblo gitano. Cuando me enteré de lo que era VOX en realidad, renuncié y ya no quiero saber nada más de ellos". 

Artículos recomendados

Comentarios