Buscar
Usuario

Política

Una gerente de hospital propone retirar el móvil a los pacientes para que no rechacen ir al Zendal

"El Zendal nos quita profesionales pero nos quejamos de que no tenemos espacio porque no les enviamos pacientes... pero ellos no quieren ir".

Una gerente de hospital propone retirar el móvil a los pacientes para que no rechacen ir al Zendal Una gerente de hospital propone retirar el móvil a los pacientes para que no rechacen ir al Zendal

Foto: Prensa Comunidad de Madrid

La gerente del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares (Madrid), Dolores Rubio, ha propuesto retirar el teléfono móvil a los pacientes con el objetivo de que no tengan la posibilidad de contactar con sus familias y superen sus reticencias a ser trasladados al hospital Isabel Zendal.

En una grabación difundida por la Cadena SER, afirma: "La familia, hay que mantenerla fuera. Pues se prohíben los teléfono. ¿Por qué tiene que llamar a la familia? ¿Por qué tiene que tener un móvil?", afirma en el audio, donde recalca que un paciente "no necesita ni a mamá, ni a papá, ni a la vecina de enfrente".

La responsable sanitaria compara los centros con embajadas, "donde no se permite el acceso con teléfonos". El líder de la oposición en la Asamblea de Madrid, el socialista Ángel Gabilondo, ha pedido ya el cese inmediato de la gerente al considerar "absolutamente intolerable" que un responsable público no tenga "la más mínima sensibilidad con los pacientes y sus familias".

La SER señala que estas afirmaciones se produjeron en el contexto de una reunión celebrada hace un par de semanas para evaluar la situación del hospital de Alcalá a la que asistieron Dolores Rubio, el director del centro, las directoras de enfermería y de continuidad asistencias, un subdirector médico y el coordinador del servicio de admisión.

En la cita, la gerente muestra su preocupación por el escaso número de pacientes que se han traslado desde su centro al Isabel Zendal, tan solo ocho, con el agravante de que el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha enviado hasta allí a decenas de profesionales del centro. Los traslados son voluntarios, pero la mayoría de ellos expresan su deseo de permanecer en Alcalá de Henares y no quieren ser trasladados hacia el centro que ha construido el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

"Nos quitan al personal, el personal está en el Zendal... Es que vamos a entrar en una espiral. No tenemos profesionales porque están allí, pero no les mandamos pacientes y nos quejamos de que no tenemos profesionales [...] Mándalos al Zendal", afirma la gerente.

Quitar el teléfono a los pacientes

Ante este panorama, la gerente del centro apuesta por una solución radical: forzar los traslados incomunicando a los pacientes retirando sus teléfonos móviles. Tan solo se trasladaría la decisión de hospitalizar en el Zendal a las familias cuando dicha situación ya se hubiese producido, cuando los pacientes "ya estuviesen saliendo del hospital".

En este punto, Rubio señala que existen "boicoteados" dentro del centro que recomiendan no ir al Zendal. "Habrá que ver a quién tenemos al teléfono porque a lo mejor tenemos al boicoteados dentro. Alguien está boicoteando esto porque si el paciente dice que sí, y ya llevamos a unos cuantos, y al cabo de cinco minutos entra un auxiliar o entra no sé quién y resulta que el señor ya dice que no... A ver qué está pasando".

La gerente del Hospital de Alcalá compara el Zendal con otros centros de campaña levantados en otras comunidades autónomas e incluso llega a asegurar que el centro levantado en Valdebebas es el "mejor del mundo", mejor que los hospitales chinos "que son una mierda".

Quitar un teléfono móvil a un paciente es ilegal: vulnera el articulo 5 de la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, que reconoce "el derecho a la información asistencial" del paciente, y se especifica que no solo será informado el paciente, sino también "las personas vinculadas a él, por razones familiares".

Artículos recomendados

Comentarios