Buscar
Usuario

Política

Fundaciones ultracatólicas ligadas a PP y VOX proponen quitar el derecho a voto a los parados

Jaime Mayor Oreja y María San Gil participaron en una charla de los fundamentalistas donde deslizar esta idea antidemocrática.

Fundaciones ultracatólicas ligadas a PP y VOX proponen quitar el derecho a voto a los parados

La pandemia del coronavirus no solo está suponiendo una crisis sanitaria, sino también política, económica y social. Desde algunos sectores y desde la oposición se está utilizando la grave situación para atacar al Gobierno y desestabilizarlo. Tanto, que incluso podría verse amenazado el sistema democrático.

Fundaciones ultracatólicas han planteado retirar el derecho a voto a los desempleados argumentando que las fuerzas de izquierda podrían "comprar" nuevos votos tras la nueva crisis social y económica generada por la pandemia del coronavirus. Esta idea absolutamente antidemocrática ha surgido en el debate virual organizado por tres fundaciones "de inspiración cristiana" bajo el título de '¿El fin de nuestro modelo de sociedad? Un debate tras el COVID-19'.

La Fundación de Valores y Sociedad, la Fundación Villacisneros y la Asociación Católica de Propagandistas organizaron este debate el pasado 6 de mayo en el que participaron, entre otros, de los exdirigentes del Partido Popular Jaime Mayor Oreja y María San Gil.

María San Gil y Jaime Mayor Oreja "María San Gil y Jaime Mayor Oreja"

Después de despotricar contra contra la situación actual y contra la gestión socialista de la crisis, los fundamentalistas dejaron claro que las formaciones de derechas deben unir sus fuerzas y evitar que un "alto porcentaje de conversión de votos hacia la izquierda de la población con fuentes de ingresos públicos o sin ingresos", según lo explicó Íñigo Gómez-Pineda, presidente de la Fundación Villacisneros. Esta organización fue fundada en el 2007 y cabe destacar que de ella forman parte, entre otros, la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, el exministro del InteriorJaimen Mayor Oreja o el europarlamentario de VOX Hermann Tertsch.

"Partiendo de la base de que para gobernar en España se necesitan entre 10 y 11 millones de votos, y asumiendo que hay un alto porcentaje de conversión de votos hacia la izquierda desde la población con fuentes de ingresos únicos o sin ingresos, al actual gobierno le interesa claramente subir el porcentaje de este grupo de población. De esta manera pueden captar nuevos votos", expresó Gómez-Pineda, antes de deslizar la iniciativa antodemocrática: "Y dejo una iniciativa en el aire. ¿No se podría pensar en que todo aquel que está subvencionado o pagado por el Estado pierda el derecho a voto? Ahí lo dejo". 

La salvación viene de Dios

Por su parte, Alfonso Bullón de Mendoza, presidente de la Asociación Católica de Propagandistas, se centró en la idea de que para los poderes políticos que comulgan con las ideas marxistas "la salvación no viene de Dios que ha dado la vida, sino del hombre". Bullón de Mendoza aseguró que el Gobierno de coalición de Pedro Sánchez sigue estos postulados y añadió que "ante esta crisis sanitaria nos encontramos con un Estado que se erige en propietario" de los ciudadanos y llega a la conclusión de que el Gobierno está convencido de que "la salvación vendrá del Estado".

Artículos recomendados

Comentarios