La familia de El Chicle: "Nos arrepentimos de haberle dado una segunda oportunidad"

La familia de El Chicle: "Nos arrepentimos de haberle dado una segunda oportunidad"

El Chicle dominó completamente a su pareja y consiguió mantener una relación fluida con su familia.

Noticias Adrián Parrondo Adrián Parrondo 07 Enero 2018 12:21

La familia de El Chicle, el asesino confeso de Diana Quer, no ha dudado en renegar de él durante los días posteriores a su detención. No hay que obviar el alto grado de mediatización del caso, lo que ha provocado que su propia hija de 12 años haya recibido amenazas de muerte a través de las redes sociales.

Pero lo cierto es que sus allegados también habían sufrido durante años todo tipo de ataques por parte de Abuín. Por ejemplo, llegó a amenazar de muerte a su suegro para que no le denunciase por el supuesto acoso de la hermana gemela de su novia.

Según los investigadores, el propio Abuín llegó a absorber, controlar y dominar a su propia esposa desde que ella tenía 15 años. Por ello, el ahora acusado no dudaba en lanzar todo tipo de acosos delante de su pareja sin que ella se inmutase. Por ello, quizás, ella participó en la coartada para ocultar todos los crímenes que su pareja había cometido.

El Chicle dominó a su esposa prometiéndole un futuro alejado de problemas "El Chicle dominó a su esposa prometiéndole un futuro alejado de problemas"

El Chicle se había aprovechado de todas las debilidades de Rosario para utilizarla a su antojo. Su mujer, especialmente reservada, no contaba con una red de amistades que la protegiese. Su padre había retornado de Suiza, donde trabajaba en el sector de la construcción, tras quedarse inválido. Su madre, trabajaba de ama de casa.

En medio de esta situación, Abuín consiguió que ella sintiese una especie de protección por parte de su pareja. Le prometió una vida de felicidad, alejada del difícil ambiente que tenía en casa. El problema es que vendía humo: en realidad era un celoso compulsivo que atrapó a Rosario con sus tentáculos. Y a quien manejó con el sustento de un alto nivel de vida proporcionado por su participación en las redes de narcotráfico gallegas.

El maestro de la esposa de Abuín, que permanece imputada en la causa por encubrimiento, brinda todas las claves en declaraciones al diario El Mundo: "Él fue su vía de escape para salir de un hogar donde no se sentía cómoda y por eso se casó tan rápido".

Separada de su gemela

Las hermanas se separaron después de la agresión de El Chicle "Las hermanas se separaron después de la agresión de El Chicle"

Rosario, con prácticamente ninguna amistad, contaba con una relación completamente estrecha con su hermana gemela. Ambas habían jugado y correteado desde pequeñas y eran lo que se conoce tradicionalmente como 'uña y carne'.

Sin embargo, una mañana de 2005 la situación cambió por completo. El carácter de 'depredador sexual' que ha caracterizado a El Chicle, hizo que abusara sexualmente de su hermana. Su capacidad de control sobre Rosario la obligó a posicionarse del lado de su marido.

La hermana de Rosario, sin embargo, denunció de inmediato. El relato de la víctima es completamente desgarrador (similar al de Diana), lo que llevó a que Abuín permanecisese varios meses en prisión preventiva. Sin embargo, y tras buscar una coartada, convenció a varios de sus conocidos para hacer ver que todo era un invento de la hermana de su mujer en mitad de un supuesto ataque de celos.

La Fiscalía, finalmente, decidió archivar el caso ante la "falta de pruebas", a pesar de que la víctima se reafirmó en varias ocasiones en la agresión que había perpetrado su propio cuñado.

Sin apoyos y encerrada en casa

El Chicle aparentaba llevar una vida normal en redes sociales "El Chicle aparentaba llevar una vida normal en redes sociales"

Su propia familia dejó de apoyar a su propia hija. Temían que el clan de Os Fanchos, pertenecientes a la mafia gallega de Galicia con la que Abuín tenía vínculos, tomase represalias. 

La sentencia judicial provocó que el rumor de que la hermana de Rosario se había acostado con El Chicle en un ataque de celos corriese como la pólvora. Acosada y sin apoyos, la víctima terminó recluida en su casa para evitar el dolor que le producía este tipo de comentarios. Y terminó abandonando su pueblo mientras que El Chicle campaba a sus anchas por la localidad en la que perpetró su primer crimen sexual conocido.

Finalmente, las hermanas se reconciliaron. Las fotografías que Abuín subió a su perfil de Facebook revelan que El Chicle reestableció lazos con la familia de Rosario, aunque ahora lo niegan y reconocen que siempre creyeron a su hija.

La hermana de Rosario, ahora, ha tenido que revivir aquel fatídico día. Ha decidido, no obstante, esconderse de los medios y evitar cualquier tipo de exposición mediática. Pero el estallido del caso ha permitido que, al menos, en su pueblo puedan conocer finalmente la realidad de lo que sucedió aquel día que cambió su vida para siempre.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados