La Policía de Móstoles expulsa de un autobús a una mujer negra porque "no había asientos"

La Policía de Móstoles expulsa de un autobús a una mujer negra porque "no había asientos"

La víctima ha anunciado que presentará una denuncia por estos hechos.

"Que te bajes, que te bajes, me cogieron varios policías". Así relata la víctima de una agresión xenófoba en Móstoles cómo la Policía Municipal la expulsó de un autobús alegando que "no había asientos".

La mujer había comprado con antelación un billete para la ruta que une Móstoles con Camarena (Toledo). Por ello, debería tener su asiento asignado. Pero, sin embargo, cuando el conductor la vio entrar en el autobús, no encontró hueco.

Con este viaje pretendía regresar a su casa con su hijo. Por ello, decidió negarse a abandonar el autobús, tras lo cual, el conductor llamó a la policía, que se personó de inmediato.

"Lo que más chocó fue cómo trataban al niño", denuncia la mujer. En las imágenes se puede comprobar que el niño llora porque ve cómo zarandean a su propia madre e intentan reducirla golpeándola contra el vehículo.

"¿Se hubiera producido esta misma violencia si la mujer hubiera sido una blanca española?", se pregunta Paula Guerra, presidenta de SOS Racismo en Madrid y encargada de denunciar estos hechos ante los medios.

Presentará una demanda

La víctima ha anunciado que presentará una denuncia, que podría materializarse en un delito de odio. No hay que olvidar que, a pesar de que el conductor le indicó que no había asiento y que los viajeros no pueden estar de pie, había reservado ese asiento con antelación.

Las imágenes hablan por sí solas y, evidentemente, serán fundamentales a la hora de que la Justicia investigue el caso. Un tipo de agresiones que está aumentando desde el auge de VOX en los pasados comicios andaluces.

Comentarios