Los científicos de la ANC: "España es un país agrícola que se dedica a la caza"

Los científicos de la ANC: "España es un país agrícola que se dedica a la caza"

Un experto en genética: "España y racionalidad son conceptos antitéticos".

Roderic Guigó, catedrático de Genética del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud, ha destacado su apoyo a la república porque "como científicos, sabemos dónde no queremos ir". "España y racionalidad son conceptos antitéticos", llega a proferir.

Sus palabras han llegado en un encuentro organizado por la ANC en el marco del grupo de Científicos por la República, en el que se han dedicado otras perlas contra el Estado y los españoles que bien pueden levantar ampollas.

Las palabras más polémicas parten de Joan Cardona, jefe de la Unidad de Tuberculosis Experimental del Instituto Germans Trias i Pujol, que asegura lo siguiente: "España es un país agrícola que se dedica a la caza y a atraer jubilados, pero aquí en Cataluña no tenemos esa necesidad", asegura. 

Por esa 'superioridad' de los catalanes respecto al resto de los catalanes, "la república nos permitiría aumentar la inversión en investigación y situarnos como un país puntero. Eso requiere de una libertad y una flexibilidad brutal y si seguimos en un Estado dirigista nunca lo lograremos".

La ponencia de científicos de la ANC recogió todo tipo de argumentos sobre la 'superioridad' de los catalanes respecto al resto de españoles "La ponencia de científicos de la ANC recogió todo tipo de argumentos sobre la 'superioridad' de los catalanes respecto al resto de españoles"

Por tanto, critica que "España no sabía ni lo que era la investigación hasta que el conseller Mas-Collel fundó el ICREA", es decir la Institución Catalana de Investigación Avanzada y Estudios Avanzados. Por tanto, ya saben: si pertenecen al resto de España, agradezcan a la Generalitat su salida de la prehistoria.

El encuentro amparado por la ANC ha acumulado también otra serie de perlas. Alicia Casals, catedrática de la Universidad Politécnica de Cataluña, ha seguido la vía de su compañero: "España es un país más orientado a la agricultura y sus prioridades son las que son", suspira con resignación.

Las críticas a España y los españoles prosiguen. Joan Cardona retoma la palabra para destacar más 'diferencias' con el resto de españoles que destacan su superioridad: "Por suerte, nosotros tenemos ese carácter mediterráneo. No somos gregarios ni necesitamos líderes. Esa pluraridad ya intrínseca en nosotros es un valor. Nunca hemos tenido poder y la gente se ha tenido que espabilar, y ese es el caldo pra que la investigación sea más esplendorosa y sea la base de la futura república".

"Los científicos españoles se acomodan mientras que los catalanes innovan"

La ANC mantiene que sus tesis son prácticamente unánimes "La ANC mantiene que sus tesis son prácticamente unánimes"

El argumentario de este grupo de científicos continúa, derrochando un trasfondo de supremacismo especialmente grave: "Muchos científicos españoles viven en cierto acomodo, no se preocupan, a diferencia de Cataluña, donde existe iniciativa", asegura Alicia Casals.

Tras despreciar a los españoles, Casals se permite una muestra de compasión: "Es una pena que los españoles no se puedan ir de España, porque es un país que no se puede reformar", para a continuación decir que "muchos de ellos vendrían a Cataluña".

Por todo ello, Casals pide a los científicos catalanes que "cambien la mentalidad de los profesionales que han vivido en el sistema español", y ha destacado que la clase política catalana es infinitamente más abierta y avanzada que la española.

Muestras de supremacismo

El independentismo catalán cuenta con múltiples corrientes, entre la que destaca un anhelo de reforma del actual Estado, de las políticas que se están llevando a cabo y, sobre todo, del hartazgo de la corrupción (obviando, eso sí, la propia de Convergencia).

Sin embargo, un sector del independentismo ha dejado entrever una visión supremacista respecto al resto de españoles. Una de las palabras más destacadas procede del expresident Jordi Pujol: "El hombre andaluz no es un hombre coherente, es un hombre anárquico, es un hombre destruido, es generalmente un hombre poco hecho, un hombre que vive en un estado de ignorancia y de miseria cultural, mental y espiritual".

Por su parte, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha destacado las "diferencias genéticas entre españoles y catalanes" de la siguiente forma: "En concreto, los catalanes tienen más proximidad genética con los franceses que con los españoles; más con los italianos que con los portugueses; y un poco con los suizos".

Otra muestra de esta mentalidad procede de la expresidenta del Parlament, Núria de Gispert: "Vuélvete a Cádiz", le espetó a Inés Arrimadas cuando criticó la deriva separatista del Govern. Arrimadas nació en Jerez de la Frontera, pero vive desde su infancia en Cataluña.

Quizás por todo ello, el único partido europeo que se ha sumado a las peticiones de Puigdemont ha sido la formación de extrema derecha flamenca Vlaams Belang.

Comentarios