Eurovisión 2019: Grecia recupera personalidad para Tel Aviv

Eurovisión 2019: Grecia recupera personalidad para Tel Aviv

La greco-canadiense Katerine Duska llevará su canción 'Better Love' a Israel.

Grecia no anda pasando su mejor momento en el Festival de Eurovisión. La victoria de Elena Paparizou en 2005 o el tercer puesto de Kalomira en 2008 quedan algo lejos, y de hecho, el año pasado la ERT se quedó fuera de la final en Lisboa

Pese a que Yianna Terzi llevó a Portugal una apuesta muy nativa y con un sonido claramente griego, escénicamente no sorprendió, hasta el punto de no conseguir una plaza para el sábado. Anteriormente, en los últimos cuatro años no se clasificaban en dos, siendo las dos únicas ocasiones que los helenos no estuvieron en la final. En las dos últimas finales, dos tibios decimonovenos puestos fueron el resultado de una televisión que también ha andado con problemas con los sellos discográficos en los últimos tiempos.

Desde que la ERT empezó a exigir desde el año pasado un canon para presentar candidaturas al festival, más de un sello musical importante griego se negó al pago, teniendo que renunciar con ello a una preselección convencional y centrándose en una selección interna. Si bien el año pasado 'el dedazo' no les salió del todo bien, creemos que este año ha habido una mejoría palpable, también porque parten de una selección interna de cero y no de desarrollarla apenas sin tiempo como ocurriría en el camino a Lisboa. 

Así, la intérprete greco-canadiense Katerine Duska representará a los griegos en Tel Aviv con su canción 'Better Love'. Nacida en Canadá, Duska ofrece una canción pop interesante, aderezada con una voz muy particular y grave, y un concepto artístico que al menos en el videoclip se ve más que pulido. Sin recurrir a clichés, algo nos dice que este año Grecia sí volverá al lugar donde debe estar en la esfera eurovisiva.

'Queremos ganar Eurovisión'

Los tonos pastel predominan en Better Love "Los tonos pastel predominan en Better Love"

Hemos de reconocer que las declaraciones de las televisiones públicas siempre hay que dejarlas en cuarentena, pero es un hecho que la ERT confiesa que este año quieren ganar Eurovisión.

No creemos que les dé para tanto la propuesta, pero sí para poder armar un pack más que serio y hacer un papel bastante bueno. Para ello, eligen a Katerine Duska. Natural de Montreal pero con doble nacional greco-canadiense, la artista es autora y compositora de su canción junto a David Sneddon.

'Better Love' habla de esa lucha que todos hemos sentido alguna vez para conseguir el amor verdadero tras sufrir mil y un desengaños. Basándolo en una cuestión de superación personal, oírla apenas unos compases nos lleva a un claro recuerdo por su tonalidad de voz: Amy Winehouse

La canción es pegadiza, bien estructurada y producida a las mil maravillas. Junto a ello, el videoclip nos deja entrever una propuesta escénica más que atractiva en Tel Aviv. Continuamente en tonos pastel y rosas, durante todo el clip un grupo de hombres y mujeres deambulan alrededor de Katerine como si fuera una simple cadena de montaje de una fábrica. Si consiguen trasladar todo esto al Centro de Convenciones de Tel Aviv, puede ser un bombazo.

Huyendo de clichés

La canción de Grecia no suena griego, y eso es bueno "La canción de Grecia no suena griego, y eso es bueno"

Uno de los grandes males de Grecia en los últimos años en Eurovisión ha sido el agarrarse siempre a su cliché nacional. Y es que tanto con Yianna Terzi en 2018 como con Demy un año antes, por poner ejemplos, la ERT siempre ha buscado a la mujer vestida en tonos blancos y azules que interprete una canción con claros ritmos griegos y mediterráneos.

Al igual que le suele pasar a TVE y su necesidad de meter una guitarra española en cualquier lado, los griegos se han estrellado en los últimos años una y otra vez al buscar esa fórmula que tan bien las funcionó años atrás con Kalomira o Sakis Rouvas, si queremos poner un ejemplo masculino.

Sin embargo, parece que por fin han aprendido la lección y para Tel Aviv traen una muy buena canción que no nos tiene por qué sonar griega. Quizá por el influjo de tener a una int´erprete que ha formado parte de su carrera en Norteamérica, 'Better Love' es un tema internacional, cuidado y de calidad, que no cae en tener que sonar a Partenón, Tzatziki y queso feta. 

VALORACIÓN: Un estilo propio (17/25)

La propuesta de Grecia presenta un estilo propio "La propuesta de Grecia presenta un estilo propio"

En Eurovisión puede pasar cualquier cosa, pero por norma general, lo bien hecho funciona. Hay veces que oyes una canción, ves un videoclip, o valoras a un intérprete, y se ve a simple vista que tiene un proyecto pensado y sosegado detrás que le hace ser diferencial.

Algo así pasa con Grecia este año y este Better Love. No es una canción novedosa, tampoco aparenta ser griega, pero suena muy bien, y parece que está más que desarrollada escénicamente. 

Con estos dos factores, no creemos que los helenos vayan a tener problemas para llegar al sábado, e incluso para que los jurados sobre todo le coloque en una posición decente en la final. Todo puede pasar, pero la ERT va en buen camino. 

Comentarios