Buscar
Usuario

Ciencia

Un estudio demuestra las diferencias en la piel entre gemelos fumadores y no fumadores

El tabaco provoca el envejecimiento prematuro de buena parte del rostro.

Hoy en día conocemos de sobra los efectos nocivos del tabaco en nuestra salud y el riesgo que implica fumar. Sin embargo, lo que mucha gente desconoce es lo mal que sientan los cigarrillos a nuestra piel.

La explosiva mezcla de alquitrán, nicotina y monóxido de carbono no solo daña los pulmones, sino que resulta extremadamente nociva para la regeneración de la piel. De hecho, se ha demostrado que ralentiza la renovación celular de la epidermis, lo que favorece su rápido envejecimiento

Los efectos del tabaco en la piel fueron expuestos por primera vez hace más de 150 años por un cirujano británico, Samuel Solly, en la revista The Lancet. En 1971 se llevó a cabo el primer estudio científico por parte de H.W. Daniell, en el que descubrió la relación entre el envejecimiento periorbital y el tabaco.

Sin embargo, una imagen vale más que mil palabras. Por ello, un grupo de cirujanos plásticos de la American Society of Plastic Surgeons de Cleveland (Ohio) ha querido concienciar a la población mostrando varias fotos de gemelos (uno fumador y otro no fumador), para comprobar las diferencias entre unas pieles y otras. El resultado no deja indiferente a nadie. 

Algunos de los ejemplos de las diferencias entre gemelos no fumadores (izquierda) y fumadores (derecha) "Algunos de los ejemplos de las diferencias entre gemelos no fumadores (izquierda) y fumadores (derecha)"

La parte media e inferior de la cara, principales damnificadas por el tabaco

El estudio se basa en las investigaciones previas de los dermatólogos Doshi, Hanneman y Cooper, que acudieron en 2007 al Festival Anual de Gemelos que se celebra en Ohio con el fin de demostrar cómo el tabaquismo influye en el envejecimiento prematuro de la cara. 

Los cirujanos de la American Society of Plastic Surgeons han completado dicho trabajo analizándolo en profundidad. Para ello, han asistido al festival durante cinco años seguidos, donde han encontrado un total de 79 casos que entran dentro del marco de las investigaciones. La condición principal era que uno de los gemelos fuera fumador y el otro no o, al menos, haya fumado al menos cinco años menos que su hermano

El grado de las arrugas en la parte inferior del rostro del fumador (derecha) es visiblemente mayor "El grado de las arrugas en la parte inferior del rostro del fumador (derecha) es visiblemente mayor"

La media de edad de las personas seleccionadas fue de 48,3 años, y la mayoría (un 72%) eran mujeres. Además, con el fin de desechar otros posibles motivos que explicasen la diferencia de envejecimiento, les realizaron estudios sobre el nivel de alcoholismo o del estrés en el trabajo, descartando estos factores como determinantes.  

Las imágenes no dejan lugar a dudas sobre los efectos del tabaco, aunque el análisis sí muestra algunos resultados significativos. El principal, que el envejecimiento en la mayoría de la parte superior del rostro es el único que no se agudiza por fumar más o menos. Los cirujanos asocian algunos elementos como las patas de gallo al propio movimiento del músculo. Es decir, que aparecen de forma natural. Solo señalan el periorbital como único sector en el que sí se puede notar la diferencia, especialmente entre los que no han fumado nunca y los que sí.

En este ejemplo se ve el efecto del tabaco en la zona periorbital, la parte superior del párpado "En este ejemplo se ve el efecto del tabaco en la zona periorbital, la parte superior del párpado"

Sin embargo, cuando llegamos a la zona media e inferior de la cara, los efectos del tabaco son más que perceptibles, como podemos observar en las fotos. Con esta investigación, se pretende concienciar de una forma diferente sobre los daños irreparables del tabaco en nuestro organismo. Esta vez, el objeto de investigación ha sido el rostro. Si no quieres tener un envejecimiento prematuro, ya sabes lo que hay que hacer.

Artículos recomendados

Comentarios