Buscar
Usuario

Política

La estrategia de Pedro Sánchez con el Gobierno más formado, mediático y plural

El presidente del Gobierno deja claro sus intenciones respecto a la convocatoria de elecciones anticipadas con la formación del nuevo Ejecutivo.

Golpe de efecto de Pedro Sánchez. Tras la tormenta levantada a causa de la moción de censura contra Mariano Rajoy, el líder socialista ha conseguido dejar a todo el mundo con la boca a abierta presentado, con toda probabilidad, el mejor gabinete de la historia democrática española.

Sánchez sabe que tendrá poco tiempo. En condiciones normales, la legislatura de Rajoy hubiera llegado a su fin a mediados de 2020, pero con la sentencia del caso Gürtel y la expulsión del PP del Gobierno, la legislatura se ha visto reducida a dos años en manos de un nuevo ejecutivo que tendrá muy poco tiempo para demostrar su potencial.

¿Elecciones anticipadas?

Pedro Sánchez, nuevo presidente del Gobierno, junto al rey Felipe VI en la toma de posesión de los ministros "Pedro Sánchez, nuevo presidente del Gobierno, junto al rey Felipe VI en la toma de posesión de los ministros"

Durante el debate que acogió el Congreso y el terremoto político en torno a la moción de censura, muchos fueron los que hablaron de elecciones anticipadas como alternativa. Ciudadanos se convirtió en el máximo defensor de esta opción, envalentonados por los resultados electorales que pronostican las últimas encuestas. El propio Sánchez anunció que las tres prioridades que perseguía con su órdago a Rajoy eran moción, estabilidad y elecciones. Ahora, este último punto queda algo diluido dejando ser algo urgente.

Con la formación del nuevo Gobierno, compuesto por diecisiete ministerios, Pedro Sánchez ha dejado claras sus intenciones y ha dado respuesta a esta cuestión: no pretende convocar elecciones anticipadas. Durante la presentación de su Ejectuvo, el presidente ha hablado de un encargo de "meses": "Quiero agradecer públicamente a las personalidades haber aceptado el ofrecimiento y servir a los españoles y españolas en los próximos meses para servir al país, a la ciudadanía y a quienes necesitan amparo de lo público". 

Flexibilidad ideológica

Josep Borrell (Exteriores, UE y Cooperación), Meritxell Batet (Política Territorial) y Fernando Grande-Marlaska (Interior) "Josep Borrell (Exteriores, UE y Cooperación), Meritxell Batet (Política Territorial) y Fernando Grande-Marlaska (Interior)"

A lo largo de tres días, el nuevo Gobierno ha mantenido la tensión informativa anunciando con cuentagotas una selección de cargos minuciosamente realizada. No se trata de un equipo provisional con el que salir adelante durante los meses de verano antes de llamar a las urnas, Pedro Sánchez pretende salir fortalecido de cara a las próximas elecciones y para ello agotará la legislatura.

El nuevo presidente del Gobierno ha jugado sus cartas abriendo el espectro sin perder su identidad para demostrar una flexibilidad ideológica con la que llegar al mayor número de votantes posible. ¿La mayor obsesión? Plantar cara a Ciudadanos y a Albert Rivera. Y es que el partido naranja podría haber fichado sin problema a Fernando Grande-Marlaska (Interior), Josep Borrell (Exteriores) o Nadia Calviño (Economía).

Frente al nuevo Gobierno no solo se sitúa Ciudadanos, sino la cuestión independentista a la que Pedro Sánchez tendrá que hacer frente. Por ello, ha dado una de cal y otra de arena consciente de que su llegada a La Moncloa ha sido gracias alvoto independentista. De esta manera se entiende el nombramiento de Meritxell Batet, partidaria de la plurinacionalidad del Estado, como ministra de Política Territorial. Frente a ella, Borrell, que espera viajar a Europa para explicar los errores de los independentistas.

La formación de este nuevo Gobierno ha sido posible gracias a la libertad con la que ha podido moverse Pedro Sánchez. Con el control absoluto del PSOE, el madrileño se ha desprendido de las tradicionales ataduras que suponen las cuotas terrotoriales con las que contentar a los barones. De esta manera, el presidente ha estructurado un Gobierno para trascender a un partido que hoy solo ocupa 84 escaños en el Congreso.

Feminismo y visibilidad LGTB

Nadia Calviño (Economía y Empresa), Màxim Huerta (Cultura y Deporte) y Carmen Calvo (vicepresidencia e Igualdad) "Nadia Calviño (Economía y Empresa), Màxim Huerta (Cultura y Deporte) y Carmen Calvo (vicepresidencia e Igualdad)"

Recuperando de su identidad, el nuevo Gobierno del PSOE ha recordado su vocación progresista, terreno que podría haberle ganado Podemos en los últimos tiempos. Así, Sánchez, recordando el espíritu del 8M, ha buscado un equipo impulsado por mujeres conciente de los principios feministas que empiezan a asentarse en la sociedad. Por primera vez en la historia, España tiene un Gobierno con más mujeres que hombres: once ministras frente a seis ministros.

No es el único hito de Sánchez pues con los nombramientos de Grande-Marlaska y Màxim Huerta (Cultura y Deporte) el arcoiris se convierte en uno de los principios del ejecutivo al ser los primeros ministros españoles abiertamente homosexuales

Ministerios con mensaje

Uno de los puntos más comentados durante la formación del nuevo Gobierno ha sido la modificación de los nombres de algunos monisterios, la creación de algunos nuevos y la recuperación de otros. Nada es casualidad, todo responde a una verdadera declaración de intenciones. 

Teresa Ribera encabezará el Ministerio de Transición Ecológica, por lo que la ecología tendrá su espacio reservado en el nuevo Ejecutivo. Englobará la Energía en convivencia con el Medio Ambiente y la lucha contra el Cambio Climático.

Después de que Rajoy le cambiara el nombre pasando de Trabajo a Empleo, Sánchez recupera el espíritu de José luis Rodríguez Zapatero con la cartera entregada a Magdalena Valerio (Trabajo, Migraciones y Seguridad Social). Lo más llamativo, no obstante, es que este ministerio ya no hará solo referencia a la Inmigración, sino que englobará a todos aquellos que se han visto obligados a emigrar. 

Uno de los nombres más aplaudidos fue el de Nadia Calviño. La hasta ahora directora de Presupuestos en Bruselas se hará cargo del Ministerio de Economía y Empresa. Con esta denominación, Sánchez ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a los poderes económicos y grandes empresarios.

Magdalena Valerio (Trabajo, Migraciones y Seguridad Social), Pedro Duque (Ciencia, Innovación y Universidades) y Carmen Montón (Sanidad y Bienestar Social) "Magdalena Valerio (Trabajo, Migraciones y Seguridad Social), Pedro Duque (Ciencia, Innovación y Universidades) y Carmen Montón (Sanidad y Bienestar Social)"

El Ministerio de Igualdad fue uno de los más cuestionados durante la etapa de Zapatero. Ahora Pedro Sánchez lo recupera fiel a su compromiso con la igualdad y lo sitúa en la cúspide pues será la vicepresidenta Carmen Calvo la que pilotará esta cartera.

Otra de las promesas de Sánchez fue la de craear un departamento concreto a la Ciencia e Innovación, a cargo del astronauta Pedro Duque, que incluye la novedad de sumar la Universidad, que se desliga de la Educación. Esta, por su parte, recae en Isabel Celaá, que tendrá como objetivo priortario la Formación Frofesional.

El Ministerio de Sanidad, en manos de Carmen Montón, suma el concepto de Bienestar Social en la línea marcada por los socialistas que consideran que el PP ha dilapidado el Estado de bienestar a base de recortes. 

Por otro lado, al clásico Ministerio de Exteriores, del que se hará cargo josep Borell, le incorpora el apellido de Unión Europea y Cooperación dejando clara la "vocación europeista" del nuevo Ejecutivo. 

Para la concordia y el entendimiento dentro de España, el presidente ha designado a Meritxell Batet, con un perfil catalanista y plurinacional. Destaca el cambio de nombre pues las Administraciones Territoriales pasan a llamarse Política Territorial porque para los socialistas el conflicto territorial es político.

Artículos recomendados

Comentarios