Buscar
Usuario

Política

El TEDH considera que las devoluciones en caliente no vulneran los derechos humanos

La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos considera que las devoluciones 'en caliente' son legales y que no vulneran los derechos humanos.

El TEDH considera que las devoluciones en caliente no vulneran los derechos humanos

Para ONGs y asociaciones la última decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) debe haber sido un jarro de agua fría. La Gran Sala ha avalado las devoluciones sumarias, conocidas como devoluciones 'en caliente', en la valla de Melilla, considerando que son legales y que no vulneran los derechos humanos. Una decisión que ha sido celebrada por los partidos más conservadores como PP y VOX.

Los 17 magistrados del Tribunal de Estrasburgo han dado a conocer su decisión en una vista pública. Esta vez los jueces de la Gran Sala del TEDH han decidido dictar una sentencia opuesta a la que emitió la misma sala en octubre de 2017, donde condenó a España por devolver a Marruecos 'en caliente' a dos migrantes que saltaron la valla de Melilla en verano de 2014 al considerar que vulneró el Convenio Europeo de los Derechos Humanos.

El Gobierno de Mariano Rajoy regularizó en 2015 las denominadas 'devoluciones en caliente' a través de la figura del 'rechazo frontera', que fue incluida en una disposición de la Ley de Seguridad Ciudadana. Así, el PSOE, tras su llegada a la Moncloa, siguió realizando las devoluciones sumarias de migrantes a Marruecos amparándose en la legislación vigente.

"Consecuencia de su propia conducta"

El TEDH avala las devoluciones 'en caliente' "El TEDH avala las devoluciones 'en caliente'"

El TEDH, el mismo tribunal que condenó a España por expulsar de forma inmediata a esos dos migrantes en 2014, ahora es el mismo que lo exonera de la sentencia, tras el recurso presentado por el Gobierno. La Gran Sala del Tribunal dictamina que los dos migrantes optaron por no utilizar "el procedimiento legal" para entrar en territorio español y que su devolución es "consecuencia de su propia conducta". Además, señala que ambos se situaron "deliberadamente" en una "situación de ilegalidad".

En 2017, este tribunal condenó a indemnizar a cada migrante con 5.000 euros, representados por Gonzalo Boyé y Carsten Gericke, dos abogados colaboradores del Centro Europeo por los Derechos Constitucionales y Humanos (ECCHR). Ahora, tras el recurso presentado por el Gobierno de Mariano Rajoy y avalado por el PSOE, tras su llegada a Moncloa, España ha sido absuelta.

Artículos recomendados

Comentarios