Buscar
Usuario

Ciencia

La sorprendente razón por la que el pan se pone duro al día siguiente y trucos para evitarlo

Actualmente existen todo tipo de panes pero todos tienen algo en común, al día siguiente se ponen duros: ¿Por qué ocurre esto?.

La sorprendente razón por la que el pan se pone duro al día siguiente y trucos para evitarlo

El pan ha evolucionado tanto que en la actualidad, cuando vamos al supermercado, podemos encontrar todo tipo de variantes: de centeno, de trigo, de maíz, de avena... o incluso también en todo tipo de formas y tamaños. Sea como sea, todos tienen algo en común y es que al día siguiente se ponen duros.

La explicación a esto es porque el tiempo de cocción del pan de ahora es muy inferior al de antes. Y todo se debe a una normativa que establece un baremo para el pan que se rige por el peso en lugar de por el tamaño de la pieza. Así, como el pan está menos cocido, este tiene un grado de humedad más alto y por lo tanto pesa más.

Esta forma hace que los panaderos puedan hacer barras de pan que están dentro del rango permitido pero utilizando menos harina pero es precisamente este exceso de humedad lo que hace que el pan se seque y se endurezca antes. Si queremos que vuelva a su estado original, podremos meter el pan en el horno durante unos minutos para que vuelva a estar como recién hecho, o al menos parecido.

Trucos para evitarlo

Existen varios trucos a los que podemos recurrir en casa para evitar que el pan se ponga duro. Uno de ellos es introducirlo en una bolsa de tela o de papel, siempre y cuando podamos cerrarla. Por el contrario, la bolsa de plástico nunca es una buena idea porque hace que el pan se quede gomoso y pierda la textura crujiente en cuestión de horas.

Si lo que queremos es comerlo en días posteriores lo que debemos hacer es cortar el pan en rebanadas y guardar cada porción en un tupper con cierre hermético para luego guardar estos tuppers en el congelador. A la hora de descongelarlo, tenemos que pasar el pan al frigorífico tres horas antes y luego dejarlo a temperatura ambiente.

Es importante en estos casos no utilizar nunca el microondas porque si no el pan se quedará tan duro y seco como lo habríamos introducido. Después de sacarlo del frigorífico debemos meterlo en el horno durante cinco minutos como máximo. Asimismo podemos meter una jarra en el horno con un poco de agua para que el pan no pierda humedad.

Artículos recomendados

Artículos relacionados
Contenidos que te pueden interesar