Casi un año después, ¿estamos mejor en España sin Gobierno?

Casi un año después, ¿estamos mejor en España sin Gobierno?

Casi un año después de que se disolvieran las Cortes, España sigue en manos de un Gobierno interino. Muchas son las voces que advierten sobre los problemas económicos que esto puede generar. ¿Estamos mejor o peor sin un Presidente?

Economía Lola L. Muñoz Lola L. Muñoz 23 Septiembre 2016 09:13

El próximo 27 de octubre habrá pasado un año desde la disolución de las Cortes que dio lugar a las elecciones del 20 de diciembre. Hace ya casi un año que España no tiene Gobierno y la situación no parece que vaya a desbloquearse en breve. Si bien Mariano Rajoy ha intentado conseguir los apoyos que le hacían falta para lograr la investidura, los escándalos del exministro Soria y de la senadora Rita Barberá no hacen más que ponerle frenos a esa situación.

Muchos han sido los políticos, principalmente del PP, que han considerado esta situación nefasta para España y su economía, alentando así que se produjese un acuerdo que permitiese iniciar algún tipo de medida. El último ha sido el Ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, que en una entrevista con el periódico ABC afirmó que "la falta de Gobierno está pasando factura a la economía". Por otro lado, los medios de comunicación también han lanzado el mensaje de que es necesario un pacto para la gobernabilidad, y para ello han hecho hincapié en los datos macroeconómicos y en la relación de España con la Unión Europea. Pero, ¿qué hay de cierto en estas afirmaciones?

1 Presiones mediáticas y una sanción europea que no ha llegado

Europa no multará a España pero obligará a un recorte de 10.000 millones de euros "Europa no multará a España pero obligará a un recorte de 10.000 millones de euros"

Prácticamente tras conocer los resultados del ya tan lejano 20 de diciembre, los medios comenzaron a publicar análisis y posibles escenarios para los cuales se iba a necesitar que se formase un Gobierno pronto. Mucho se habló de las opiniones que vertió Felipe González durante los meses posteriores a las dos convocatorias; si después del 20 de diciembre insinuaba que los grandes partidos no debían vetarse entre sí, tras las elecciones del 26 de junio el expresidente socialista afirmó tajantemente que el PSOE debía "votar en contra en la primera votación" y abstenerse en la segunda. "Si no es posible formar Gobierno, hay que dejar formar Gobierno y eso lleva a la abstención", defendió en una entrevista al diario argentino Clarín.

A medida que pasaban las semanas y los meses sin que ninguno de los partidos lograse sacar la mayoría suficiente como para investir a sus líderes presidente, los medios de comunicación incidían cada vez más en la importancia de que los partidos llegasen a un acuerdo. Muchos fueron los artículos publicados que advertían de que la incertidumbre política le pasaría factura al conjunto de los españoles a través de la caída de la bolsa, las inversiones, el PIB o el empleo.

A todo esto se le añadió en abril la cifra de déficit que registraba España: superior al 5% frente al 3% que se había pactado con la Unión Europea. A pesar de que el Gobierno en funciones se escudó en la baja inflación para justificar una diferencia porcentual tan grande, lo cierto es que Europa amenazó con multar a España por estos datos. Aunque finalmente esta multa no se materializó -a cambio de bajar el déficit este año al 4,6% y el año siguiente al 3,1%, lo que implica un recorte de 10.000 millones de euros-, también fue utilizada como argumento por el cual era necesario asegurar un Gobierno fuerte que pudiese negociar con Bruselas.

2 El Brexit, un arma política

El Brexit se ha utilizado como argumento para fomentar un pacto "El Brexit se ha utilizado como argumento para fomentar un pacto"

Poco tiempo después, el 23 de junio, unos días antes de la repetición de las elecciones generales en España, los británicos votaban si el Reino Unido debería dejar la Unión Europea. La respuesta en las urnas fue a favor del Brexit, lo que desencadenó un viernes negro en la bolsa mundial y llevó a muchos inversores a resguardar su dinero en el oro, el yen o la deuda alemana.

Dado que esta situación por la que un país decide salir de la Unión Europea no se ha producido anteriormente, la incertidumbre frente a lo que iba a ocurrir fue máxima. Así, las bolsas mundiales vivieron un viernes negro, y España vio cómo su prima de riesgo se elevaba considerablemente.

Esta reacción de las bolsas y los inversores también se utilizó para presionar a favor de terminar con la interinidad del Partido Popular. "En estas circunstancias es especialmente relevante generar confianza, generar credibilidad y tener un Gobierno con estabilidad y la agenda económica correcta", defendió el Ministro de Economía, Luis de Guindos, en una rueda de prensa producida tras el Consejo de Ministros celebrado el viernes 24 de junio, un día después del Brexit.

3 Inversión extranjera y paro: Mucho ruido y pocas nueces

El candidato a la presidencia Mariano Rajoy "El candidato a la presidencia Mariano Rajoy"

Sin embargo, a pesar de que en España los partidos políticos no se pongan de acuerdo para formar Gobierno, lo cierto es que es la regla común en el resto de la Unión Europea. Aunque en Europa existen distintos tipos de sistemas electorales, algunos que premian los mandatos en mayoría para impedir bloqueos, en más de 20 países de la Unión existen Gobiernos formados por una coalición de varios partidos.

Por otro lado, incluso aunque se hayan producido algunos cambios en los datos macroeconómicos, nada parece indicar que estos datos se deban necesariamente a un problema con la gobernabilidad. Así, hace unos días el diario El País informaba de que la inversión extranjera en España, en el primer semestre de este año, se había desplomado en un 29% con respecto al mismo semestre del año pasado, pasando de 9.415 millones hasta los 6.716 millones de euros de este primer semestre. Sin embargo, fuentes expertas consultadas por El País afirmaban que esta situación se ha producido como consecuencia de un simple efecto estadístico, ya que en el primer semestre del año pasado fue excepcionalmente bueno debido a los bajos precios de los activos. En el primer semestre de 2014, por su parte, la inversión fue de 5.276 millones, en el mismo periodo de tiempo en 2013 fue de 6.789 millones y en el caso de 2012 la cifra ascendió a los 7.022 millones de euros. Es decir, esta caída del 29% implica volver a los índices normales.

De la misma forma, los datos de población activa o de consumo anual se están dando en función a las fluctuaciones normales de la época en la que se calculan. Así, en el mes de junio se calculaban 3.767.054 personas en paro, lo que suponía la mayor caída del número de personas desempleadas desde 2009. Esto, sin embargo, guarda relación con el inicio del verano, la precarización de los puestos de trabajo y el leve crecimiento económico registrado en España.

En la mencionada entrevista a Luis de Guindos, el Ministro de Economía en funciones afirmaba que "hay factores que ya indican que se está produciendo una desaceleración". Parece que solo queda esperar a que el ministro interino haga públicos esos datos que muestran la forma en que se frenará la economía si no hay pactos. Por ahora, la situación con la falta de Gobierno y los problemas económicos que esto puede traer se reflejan en un conocido refrán: mucho ruido y pocas nueces.

Comentarios