Una escuela musulmana no permite comer a las niñas hasta que terminen los niños

Una escuela musulmana no permite comer a las niñas hasta que terminen los niños

El colegio mantiene varios libros en su biblioteca con todo tipo de comentarios denigrantes para las mujeres y en defensa de la violencia de género.

La escuela musulmana Al-Hijrah en Bordesley Green, en Birmingham, ha saltado a la primera plana de la polémica en Reino Unido tras conocerse su manera "particular" de tratar a sus alumnas en la hora de la comida: solo las permiten comenzar a almorzar cuando los niños han terminado.

Luke Tryl, director de estrategia corporativa de la Ofsted (Oficina de Estándares en Educación), explicó a los parlamentarios que en esa escuela musulmana se produce una estricta y férrea segregación de género, lo que hace que "las niñas no puedan almorzar hasta que los niños hayan terminado".Por ello, ha anunciado que abrirá una nueva investigación, tal y como asegura el diario Daily Mail.

Libros con incitación a la violencia

Manifestación en España contra la violencia de género "Manifestación en España contra la violencia de género"

Este tipo de prácticas en escuelas musulmanas han sido denunciadas por el Departamento de Educación del Gobierno, el Ofsted. En un informe, se reveló que dentro de Al-Hijrah se producían este tipo de hechos e, incluso, quela biblioteca contenía libros que "incluían comentarios despectivos e incitación a la violencia sobre las mujeres", explicaba Luke.

En uno de esos libros de la biblioteca de la escuela especificaba que una esposa "no puede negarse a tener relaciones sexuales con su esposo" y en otra cita que "a las mujeres se les ordenaba obedecer ciegamente a sus esposos y a cumplir con sus labores domésticas". Además, varios libros añadían cosas como que el marido podía pegar a su mujer siempre y cuando no se hiciera "con dureza". Arshad Mohammed, su director, dijo que desconocía esos libros y los definió como "abominables", según informa el Daily Mail.

Discriminación en la escuela

Entrada del colegio musulman Al-Hijrah "Entrada del colegio musulman Al-Hijrah"

El informe fue enviado al Tribunal Superior que dio razón a Ofsted a la hora de criticar a la escuela por el contenido discriminatorio y ofensivo de los libros; sin embargo, el juez dictaminó que la separación por género no violaba la ley, mientras ambos sexos fueran tratados de manera igualitaria.

En julio de 2017, esta decisión fue anulada por el Tribunal de Apelación, ya que según un informe en The Sun, Luke Tryl dijo al comité de mujeres e igualdad de condiciones: "El Tribunal de Apelación dijo acertadamente que las escuelas segregadas necesitaban un período de transición y, aun así, no solo tenemos Al-Hijrah sino que tenemos muchas otras escuelas mixtas que se segregan en función del sexo".

No cumple con la Ley de Igualdad

La escuela Al-Hijrah bajo el foco de la polémica "La escuela Al-Hijrah bajo el foco de la polémica"

El director del Ofsted dice que igual que "otras escuelas que se han negado a enseñar sobre temas de orientación sexual" no ven que Al-Hijrah haya habido algún "cambio" y "cumplimiento" sobre sus prácticas. Por eso, Luke pidió al Departamento de Educación que esta escuela musulmana cumpliera con la ley, cuyos inspectores acusaron, a mediados de 2018, de no cumplir con Ley de Igualdad de 2010.

La escuela Al-Hijrah, financiada por el Estado, está dirigida a alumnos de entre 4 y 16 años y sigue practicando políticas de segregación y machistas. Dentro de sus muros se separa a los niños de las niñas desde los cinco años por motivos religiosos. La investigación, sobre esta escuela musulmana, empezó tras la recepción en Ofsted de un email anónimo de un alumno donde explicaba que estaba prohibida cualquier tipo de interacción entre géneros dentro de ella. "Me preocupa ir a la universidad y no tener las habilidades sociales suficientes para poder hablar normalmente con el sexo opuesto", escribía en el correo electrónico. Ahora, las autoridades continuan investigando estos hechos.

Comentarios