Buscar
Usuario

Política

Las votaciones erróneas más sonadas en el Congreso

La polémica en torno a la aprobación de la reforma laboral recuerda a otros llamativos errores en la historia del Congreso.

Las votaciones erróneas más sonadas en el Congreso Las votaciones erróneas más sonadas en el Congreso

Foto: CordonPress

"Vamos, que la he liao' parda". Eso debió pensar Alberto Casero, diputado del PP, que se ha convertido en protagonista abulto de la actualidad política de España después de que se equivocara con su voto telemático apoyado al Gobierno de España en la reforma laboral facilitando que esta saliera adelante con 175 votos a favor frente a 174 en contra.

Desde las filas del PP se afanan en repetir una y otra vez que se ha tratado de un error electrónico, algo negado por los técnicos del Congreso confirmándose así que se ha tratado de un error humano que toca asumir. Sin embargo, desde las derechas y las extremas derechas prefieren elevar el tono utilizando gruesas palabras al asegurar que se trata de un "pucherazo", de "manipulación" y que se está "secuestrando la democracia".

Pataletas a parte y mientras desde el grupo de Pablo Casado anuncian que recurrirán al Tribunal Constitucional, lo cierto es que el sistema de votación es la mar de sencillo: botón verde para posicionarse a favor, botón rojo para hacerlo en contra y botón a amarillo si optas por la abstención. Sin embargo, no son pocos los diputados que se han equivocado a la hora de emitir su opinión dejando situaciones surrealistas.

Ábalos y el voto en blanco para el Constitucional

El pasado 11 de noviembre, durante el pleno en el que el Congreso votó a los candidatos al Tribunal Constitucional, José Luis Ábalos tuvo un "error" y se abstuvo en el nombramiento de Enrique Arnaldo, propuesto por el PP.

El que fuera secretario de organización del PSOE y ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se defendió asegurando que había escrito los nombres en su papeleta telemática y cuando dio a votar esta "salió en blanco". "Lo comuniqué al grupo al darme cuenta, pero ya no había nada que hacer", explicó.

Jaume Asens, en contra de la Ley Celaá

El proyecto de Ley Orgánica de Modificación de la Ley Orgánica de Educación (LOMLOE), conocida como Ley Celaá, también contó con un error en una votación telemática. Fue en noviembre de 2020 cuando Jaume Asens, presidente del grupo confederal de Unidas Podemos en el Congreso, se equivocó de botón.

Asens, dirigente de uno de los grupos parlamentarios que más se habían implicado en esta ley, primero desde el Gobierno y luego negociando enmiendas, acabo votando en contra, lo que redujo el margen de aprobación a un solo voto por encima de la mayoría absoluta necesaria.

Doble votación de una diputada de Podemos

Pasada la primera ola del coronavirus, en julio del 2020 hubo que votar una serie de recetas económicas y sociales para hacer frente a lo peor de la pandemia. Y sí, también hubo un error pues una diputada de Unidas Podemos votó dos veces, tanto de forma telemática como de forma presencial, lo que produjo un empate a favor y en contra.

Todo se debió a un fallo de la formación morada a la hora de comunicar qué diputados y diputadas votarían por medios telemáticos, lo que provocó que en el recuento hecho por los letrados una vez terminado el pleno, detectara una duplicación. Así, una semana después se repitió la votación y el dictamen fue aprobado por 172 a favor y 169 en contra.

"Errores" "sospechosos" en la votación de RTVE

Los cuatro candidatos propuestos por PSOE, Unidas Podemos y PNV en el Senado para el Consejo de Administración transitorio de RTVE no consiguieron la mayoría absoluta en 2018 el pleno de la Cámara Baja. La por entonces portavoz del PSOE, Adriana Lastra, lo atribuyó a "errores humanos" de los socialistas.

Sin embargo, estas explicaciones no convencieron a los morados, que tildaron de "sospechosas" estas equivocaciones. "Las casualidades en el Congreso, por desgracia, no suelen existir", afirmó la portavoz de Podemos en la Comisión Mixta del ente público en ese momento, Noelia Vera.

Rajoy, en contra de sus presupuestos

Aunque quedó en mera anécdota, no por ello fue menos hilarante. Mariano Rajoy se equivocó durante la votación de una de las enmiendas a la Ley de Presupuestos Generales del Estado que su Gobierno propuso en el Congreso de los Diputados en mayo de 2017.

Los populares contaban con el apoyo del PSOE tras haber pactado con Nueva Canarias esa enmienda, por lo que salió adelante con 328 votos a favor siendo Rajoy el único que optó por el 'no', despertando una ovación y risas en el hemiciclo.

Iglesias apoya dos veces las cuentas de Rajoy

Mariano Rajoy no fue el único que se equivocó en las votaciones en torno a los Presupuestos de 2017. Pablo Iglesias, que por aquel entonces ya tenía presentada la moción de censura para deponer el popular, erró posicionándose a favor de dos propuestas del PP.

El que fuera líder de Unidas Podemos se equivocó primero en la votación relativa a la partida de Educación de los Presupuestos y minutos mas tarde hizo lo mismo en el caso de Exteriores, provocando risas y aplausos en las filas de los populares e incluso entre los morados.

Sánchez, a favor de la ley del aborto del PP

Corría el año 2015 cuando Pedro Sánchez, entonces en la oposición, votó a favor de la reforma de la ley del aborto planteada por el PP durante el primer trámite parlamentario de la iniciativa, que contemplaba que las menores de 16 años tuvieran que pedir consentimiento paterno para interrumpir su embarazo.

Aunque su error no tuvo consecuencias (184 votos a favor, 136 en contra y 4 abstenciones), Sánchez pidió disculpas a través de Twitter: "Mi compromiso con la defensa de las libertades de las mujeres menores de 18 años es firme. Lo he defendido siempre en público y siento el error".

30 socialistas, en contra de una ley de Zapatero

Una de las votaciones más llamativas que se recuerdan en el Congreso es la referida al Real Decreto Ley del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para aumentar los impuestos al tabaco y reducir su consumo. María del Carmen Sánchez, parlamentaria del PSOE que comunicaba el sentido del voto se equivocó y recordó que tenían que votar que no.

Ello provocó que terminara siendo rechazada al confundir a un buen puñado de diputados socialistas, incluyendo a la que fuera vicepresidenta del Gobierno, Carme Chacón, y el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera. Hasta 30 votaron en contra de la norma propuesta por el Ejecutivo de Zapatero.

Artículos recomendados

Comentarios