Buscar
Usuario

Economía

El 'ERE oculto' de El Corte Inglés: más de 13.000 despidos en cuatro años

La empresa de grandes almacenes se encuentra reduciendo la deuda que lastra sus cuentas durante los últimos años.

El 'ERE oculto' de El Corte Inglés: más de 13.000 despidos en cuatro años

El Corte Inglés está sumido en la polémica. Sus deudas, la búsqueda de compradores para sus divisiones de informática o viajes; así como la preocupación de sus empleados han dado mucho que hablar. A ello, se suma la reestructuración de la compañía, que ha llevado a perder una cantidad significativa de empleo para equilibrar las cuentas.

Según los datos de memorias anuales, durante los últimos cinco años la empresa se ha deshecho de 13.122 empleados. El 28 de febrero de 2008, la compañía, presidida entonces por Isidoro Álvarez, alcanzó su récord con 109.800 trabajadores en plantilla. Desde entonces y ahora con su hija Marta Álvarez Guil como presidenta, la cifra no ha dejado de bajar. 

El Corte Inglés aumenta tradicionalmente su plantilla durante el cierre de año para las campañas de Navidad y Reyes "El Corte Inglés aumenta tradicionalmente su plantilla durante el cierre de año para las campañas de Navidad y Reyes"

En 2013, la plantilla se había reducido ya a 96.678 trabajadores (es decir, contaban con unos 34.500 empleados menos). Sin embargo, se debe valorar y tener en cuenta que durante el cierre de año de El Corte Inglés la plantilla aumenta porque el grupo contrata mucho personal extra para hacer frente a las campañas de Navidad y Reyes después de Rebajas.

A pesar de ello, si tenemos en cuenta las plantillas medias, la caída sigue siendo estrepitosa, ya que El Corte Inglés terminó el pasado año con 86.482 empleados.

Más tiendas y menos trabajadores que hace una década

Actualmente, la empresa cuenta con una red de 86 grandes almacenes y 42 hipermercados. Por el contrario, en 2007 tenía 70 grandes almacenes y 34 hipermercados. Lo que ha provocado que hayan aumentado las tiendas y la empresa haya decidido prescindir de parte de la plantilla ha sido la caída del consumo en España, que se ha recudido un 18,6%. 

En 2007, El Corte Inglés creaba empleo estable, joven y de calidad, como demostraba la edad media de la plantilla en ese momento: 35 años. Además, la compañía fue pionera en la firma del Plan de Igualdad, con el apoyo unánime de todos los sindicatos. 

Cuidaba especialmente a su personal y contaba con 9.600 cursos de formación con más de dos millones de horas lectivas, con las que pretendían facilitar su especialización y competencia profesional: "Se ha promocionado al 2,4 por ciento de la plantilla (2.604 empleados) a puestos de responsabilidad superior. Y se mantiene un alto grado de fidelidad a la empresa, con una antigüedad media de 10 años", aseguró Isidoro Álvarez en agosto de 2008.

Sin embargo, todo ha cambiado ya. El propósito principal es reducir costes para evitar que la empresa entre en pérdidas, ya que, "que El Corte Inglés entrara en números rojos sería un mazazo para el consumo, dispararía el pesimismo entre los consumidores porque siempre se la ha considerado como un bastión inexpugnable", aseguran fuentes del sector.

Complicada situación en un sector en pleno cambio

El sector del comercio se encuentra en plena fase de cambios "El sector del comercio se encuentra en plena fase de cambios"

La destrucción y disminución de la plantilla de El Corte Inglés solo puede equipararse a la de Eroski, que en lugar de despidos está llevando a cabo "recortes" al traspasar la plantilla al vender algunos centros a otras empresas. Sin embargo, los rivales directos como Inditex o Mango respecto al textil y Mercadona o Día en el ámbito alimentario, siguen generando puestos tras los años.

A pesar de ello, la compañía presidida por Marta Álvarez ha renovado su manera de incentivar a los trabajadores, que había sido la misma desde los años 70. Antes, había un sistema lineal por el que los trabajadores cobraban un porcentaje fijo según las ventas que obtenían, y, ahora, aunque sigue aumentando el porcentaje a mayor número de ventas, se establecen unos mínimos para poder empezar a cobrar las comisiones.

UGT, Fasga y Fetico han aprobado el plan, que por otra parte ha sido rechazado por CCOO, mientras que los trabajadores dudan seguir cobrando las comisiones que obtenían con el anterior plan. Ahora, el desánimo y la incertidumbre incrementan a diario entre los empleados.

Artículos recomendados

Comentarios