Buscar
Usuario

Política

La época en que Esperanza Aguirre pedía legalizar la heroína "para bajar la delincuencia"

La expresidenta madrileña aseguró que su intención pasaba por evitar cualquier "prohibición" en torno a la distribución de estupefacientes.

"Los médicos que ya tienen una cierta edad, te cuentan cómo aquí, en los hospitales, se distribuía morfina y heroína a unos precios ridículos, antes de que llegara la prohibición y no había delincuencia alrededor de la droga". Esas son las palabras con las que la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, mostró su postura en contra de la prohibición de todo tipo de drogas en una entrevista emitida en 'Diario de la Noche' de TeleMadrid en el año 2009.

La exlíder de la región no dejó ningún resquicio a la hora de mostrar su postura: "Habría que hacer un concierto internacional, habría que ponerse de acuerdo, para llevar a cabo este punto de vista", afirmó ante el presentador del espacio, el escritor Fernando Sánchez Dragó.

Ambos muestran su acuerdo: Dragó asegura que mantiene una propuesta "antiprohibicionista" y Aguirre asegura que este punto "lo demuestra la experiencia, porque no hemos avanzado nada, al contrario".

La escena cuenta con todo tipo de comentarios surrealistas, emitidos en una cadena pública. Por ejemplo, Dragó recalca su intención de "prohibir el tabaco" para, a reglón seguido, defender la legalización del resto de drogas duras: "En mi opinión, desaparecería el narcotráfico, las muertes por adulterio -sic- y sobredosis, descendería la criminalidad y la delincuencia y se intensificaría el respeto al libre albedrío".

"Yo no prohibiría nada"

La propuesta de Aguirre recalca que "no prohibiría nada", en todo un alegato a la ideología liberal "no debemos prohibir nada, aunque sea malo para el cuerpo, porque no se puede prohibir todo ni regularlo todo", afirma en la propuesta.

Dragó aprovecha finalmente estas reflexiones para recalcar que aboga por la prohibición del tabaco porque "es un tema moral, ya que es la única droga que afecta al resto". Ante ello, Aguirre deja entrever su desacuerdo: "es lo que usted piensa, qué quiere que le diga".

Precisamente, la expresidenta perdió en 2009 una batalla legal contra el Gobierno tras la aprobación de una ley que suavizaba la ley antitabaco nacional aprobada por José Luis Rodríguez Zapatero. Entre sus medidas, permitir el consumo de tabaco en los bares de los centros de trabajo o evitar la necesidad de separar la zona de fumadores del resto del local que ocupaban los bares.

Artículos recomendados

Comentarios