Entra a robar a un sex shop y le expulsan a golpe de consolador

Entra a robar a un sex shop y le expulsan a golpe de consolador

Una lluvia de consoladores pudo con un atracador cuando intentó hacerse con el botín de una tienda de artículos sexuales.

Noticias Víctor Mopez Víctor Mopez 22 Diciembre 2016 10:44

El karma tiene una forma muy curiosa de devolvérsela al ser humano y en algunos casos lo hace de una manera casi poética. Eso precisamente pasó con un ladronzuelo de poca monta que intetó hacerse con un suculento botín el pasado 14 de diciembre en un sex shop de San Bernardino (California). Parecía un atraco fácil, ya que el delincente empuñaba una pistola. Sin embargo, esta no fue el arma más peligrosa.

Robar resulta emocionante y casi atractivo, o al menos así nos lo ha prsentado Hollywood con películas como 'Ocean's Eleven', pero el protagonista de esta historia está lejos de parecerse a George Clooney o Brad Pitt. Como todo ladrón que se precie entró con cara de pocos amigos y amenazando a las dos empleadas que se encontraban en el establecimiento para que le dieran todo el dinero. Algo salió mal.

Amy y Olive, las dos empleadas del sex shop, se quedaron patidifusas al ver lo que estaba ocurrindo pero ninguna de las dos se paralizó. "Pensé que se hacía el gracioso para asustarnos. Pero cuando vi el arma, dije '¿estás bromeando? No tengo tiempo para esto'", ha relatado la primera a un medio local. Ambas, decididas, defendieron la caja con la recaudación del día y lo hicieron a golpe de consolador.

Mientras que atracador las apuntaba con su pistola, ellas cogieron lo primero que encontraron a mano y se lo lanzaron sin miramientos. Los juguetes sexuales se convirtieron en armas arrojadizas y poco a poco hicieron retroceder al ladrón, que acabó viendose obligado a abandonar la tienda. 

"Creo que fue un cobarde. Vino y trató de amedrentar a dos mujeres y no se dio cuenta que éramos unas luchadoras", ha explicado Olive, aunque reconoce que actuaron de manera impulsiva y que "no fueron inteligentes".

Las cámaras de seguridad recogieron el cómico y peligroso momento que ha sido difundido por la policía. Puede verse cómo las mujeres ni se inmutan mientras que el atracados se muestra claramente nervioso. Como era de esperar, la lluvia de consoladores se ha hecho viral.

Comentarios