Un empleado de Twitter desactiva la cuenta de Donald Trump en su último día de trabajo

Un empleado de Twitter desactiva la cuenta de Donald Trump en su último día de trabajo

Por desgracia, la cuenta del presidente de Estados Unidos solo se mantuvo fuera de servicio durante once minutos.

Política Víctor Mopez Víctor Mopez 03 Noviembre 2017 11:11

Quien más, quien menos, todo el mundo guarda un poco de inquina a Donald Trump. El presidente de Estados Unidos es, con toda seguridad, el más polémico de la historia. Con sus mensajes de odio hacia los inmigrantes, el desprecio hacia el colectivo LGTBI y su clara misoginia se ha ganado el desprecio de gran parte del planeta, lo que no le ha impedido ocupar la Casa Blanca.

Por todos es sabido la afición de Trump a Twitter, desde donde le gusta lanzar mensajes incendiarios e inluso hacer política. Así que un trabajador de esta red social ha decidido vengarse en su último día de trabajo en la compañía desactivando la cuenta del multimillonario.

Hacia las 23:00, los visitantes de la cuenta @realDonaldTrump recibían el siguiente mensaje: "Lo sentimos, esta página no existe". Pero no, el sucesor de Barack Obama no había decidido abandonar su actividad twittera por el bien de la humanidad. Twitter anunció que su cuenta había sido desactivada "inadvertidamente" por un funcionario de la compañía: "La cuenta @realDonaldTrump fue inadvertidamente desactivada debido al error humano de un empleado de Twitter"

Twitter de Donald Trump "Twitter de Donald Trump"

Durante once minutos, la cuenta de Donald Trump estuvo fuera de servicio, pero finalmente fue restablecida. La red social del pájaro azul, por su parte, inició una investigación interna sobre el inicidente y anunció que están tomando "medidas para prevenir que esto no suceda de nuevo".

No se tardó en llegar al fondo del asunto. Poco después del incidente, Twitter daba la explicación: "Hemos descubierto a través de nuestra investigación que este corte fue provocado por un empleado de Twitter que lo hizo en el que fue su último día de trabajo".

Mientras tanto, Trump no pareció enterarse del ataque a su cuenta de Twitter o, por lo menos, no reaccionó. Tras el incidente, se limitó a Twittear sobre el plan de reforma fiscal. Seguirá sembrando la polémica para sus 41,7 millones de seguidores y para el resto del mundo. 

Comentarios