Los mercados premian los ajustes en El Corte Inglés: alcanza el ansiado grado de inversión

Los mercados premian los ajustes en El Corte Inglés: alcanza el ansiado grado de inversión

La compañía de grandes almacenes consigue abandonar el 'bono basura' y consigue un visto bueno inicial por parte de los inversores.

Buenos vientos en El Corte Inglés. La primera fase de ajustes que está experimentando la compañía, con el anuncio de algunos cierres, una nueva apertura en Portugal y un enfoque hacia el ámbito online han servido para que la enseña de grandes almacenes consiga finalmente el ansiado grado de inversión.

Así lo ha reconocido la agencia Standard & Poor's Global Ratings, que abandona con esta medida el escalón de 'bono basura' al que se ha visto sometida la enseña durante los últimos meses en los que ha vivido la destitución de Dimas Gimeno y la deuda herededa de la última crisis financiera.

Ese escalón que sube la compañía, desde el grado BB+ a BBB- es muy importante. Significa que El Corte Inglés ofrece "calidad crediticia satisfactoria" a los inversores y se deja de dudar sobre su futuro y capacidad de pago, aunque reconoce que aún existen tensiones puesto que el liderazgo de Marta Álvarez necesita tiempo para consolidarse y conocer resultados concretos.

El Corte Inglés ha alcanzado el grado de inversión por parte de las agencias calificadoras "El Corte Inglés ha alcanzado el grado de inversión por parte de las agencias calificadoras"

La compañía celebra los resultados, que llegan tras la marcha de Jesús Nuño de la Rosa como presidente, aunque continuará con gran influencia en la cúpula: "El Corte Inglés se sitúa así como una de las pocas empresas de retail que inspira la confianza del mercado, con incrementos de calificación en un corto periodo de tiempo. Supone, al mismo tiempo, un respaldo a las estrategias marcadas por el equipo directivo que preside Marta Álvarez".

Buena sintonía con el inversor catarí

Uno de los problemas que enfrentaba la compañía era la relación entre la propia Marta Álvarez y el jeque catarí Hamad bin Yasim bin Yaber al Zani, representado en el consejo por Shahzad Shahbaz.

El inversor árabe, que actualmente controla el 10,3% siendo la primera entrada de capital externo (se espera que aumente ese porcentaje próximamente), mostró su apoyo al sector de Dimas Gimeno a cuenta de la salida a Bolsa de la compañía, que ahora se pospone 'sine die' a la espera de alcanzar las condiciones necesarias.

A pesar de esas discrepancias, la propia Marta Álvarez ha conseguido retomar sus relaciones con el inversor que, finalmente, ha votado a favor de su nombramiento como nueva presidenta de los grandes almacenes consiguiendo el apoyo unánime del consejo.

Comentarios