Buscar
Usuario

Vida

EEUU autoriza la fabricación del primer preservativo para el sexo anal

El objetivo de este preservativo con tratar de reducir las enfermedades de transmisión sexual tanto en personas homosexuales como heterosexuales.

EEUU autoriza la fabricación del primer preservativo para el sexo anal

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos han dado luz verde al primer preservativo pensado para el sexo anal, algo que, se espera, ayude a reducir los casos de VIH y otras infecciones o enfermedades de transmisión sexual. Así, el nuevo preservativo se lanzará al mercado con el nombre de One Male Condom, ya que quiere incidir sobre todo en las relaciones entre hombres.

Según un comunicado que ha dado la Agencia del Medicamento de EEUU (FDA, por sus siglas en inglés), este preservativo saldrá al mercado en tres versiones diferentes: estándar, delgada y ajustada y contará con 54 tamaños diferentes disponibles.

La eficacia de este preservativo se ha comprobado a través de un estudio en el que han participado 252 hombres que mantuvieron relaciones con otros hombres y otros 252 hombres que mantuvieron relaciones sexuales con mujeres. En total se detectaron defectos en el preservativo en un 0,68% de los casos de sexo anal y un 1,89% de los coitos vaginales.

La compañía que va a lanzar este producto, Global Protection Corp, solicitó la autorización de la FDA el año pasado tras presentar un estudio sobre la fiabilidad del 99% de sus preservativos. David Wedel, presidente y fundador de la compañía, ha asegurado que esta designación positiva por parte de la FDA ayudará a los consumidores a que tengan "información importante sobre la seguridad y la efectividad de los condones para el sexo anal".

El objetivo es reducir las ITS

Pareja gay en la cama
Pareja gay en la cama Envato Elements

"El riesgo de enfermedades de transmisión sexual durante el coito anal es significativamente más alto que durante el coito vagina"", ha afirmado Courtney Lias, directora del área de urología de la FDA, quién ha insistido en que la aprobación de este preservativo es un paso importante a la hora de satisfacer las necesidades de "poblaciones diversas" como la LGTBI.

Además, según los expertos, hay muy poca educación sobre el uso de condones para el sexo anal. Y no solo dentro de la comunidad gay, sino también entre parejas heterosexuales. Según los datos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), nn 2017 un 46% de hombres admitió no usar preservativo en relaciones con otros hombres, lo cual era una cifra mayor frente al 28-40% de 2011.

Artículos recomendados

Artículos relacionados
Contenidos que te pueden interesar